Nuevas teorías apuntan a que la asesina de Gabriel Cruz no actuó sola y pensaba descuartizar el cuerpo

Extorsión o celos son las nuevas hipótesis que se manejan para determinar el móvil de Ana Julia Quezada

La continuación del caso

Parece que el pequeño Gabriel Cruz no descansará en paz hasta conocerse las verdaderas intenciones de Ana Julia Quezada.La dominicana que truncó la vida del pequeño el pasado 27 de febrero y que escondió su cuerpo por al menos 11 días e inclusó fingió en público y en redes sociales no saber nada del caso.

Parece que su confesión carece de elementos y se contradice en algunas partes por lo que se empiezan a armar nuevas teorías al respecto.

Son dos los escenarios que manejan las autoridades. Se espera que la investigación a fondo ayude a determinar la posible complicidad de otras personas y el móvil real del delito que ha conmocionado a la comunidad internacional.

La gran hipotesis es que la declarada asesina no actuó sola y para ello son dos las hipótesis que se plantean: la primera y más poderosa es la pasional, se cree que el pequeño significaba una molestia para Ana Julia en su relación con Ángel Cruz, el padre y con el que la dominicana sentía que perdía poder.

El segundo móvil del crimen es el económico, un plan de poder secuestrar al pequeño y cobrar algún tipo de rescate que le permitiera a la dominicana poder ganar una buena cantidad de dinero para regresar a su país natal, esta teoría se fortalece al descubrirse intenciones de regresar a República Dominicana por parte de Quezada.

Nuevas señales encontradas en el momento de su captura también apuntan a que la mujer pensaa descuartizar el cuerpo del pequeño para que no quedaran evidencias. La investigación sigue en desarrollo.

Te recomendamos en video: