Se viraliza la muerte de un cachorro en un avión

Obligaron a la dueña a meterlo en la maleta.

Hoy en día es muy común toparnos con pasajeros que viajan con sus mascotas. Esto ha tenido como consecuencia que en muchos casos se abuse del recurso por lo que aerolíneas muy conocidas como United o American Airlines desglosen un protocolo para conocer qué tipos de animales pueden viajar o no en vuelos comerciales.

Esta semana durante el viaje de United 1284 con trayecto desde los aeropuertos Houston Intercontinental hasta La Guardia en Nueva York, una mujer abordó con un transportador de mascotas que cumplía con el protocolo, en él viajaba un cachorro adentro pero por razones que aún no han sido esclarecidas, la azafata le insistió que el perro debía ser ubicado en compartimento superior durante la duración del vuelo, tomando en cuenta que ese compartimiento no tiene ventilación. Al terminar el vuelo, se pudo comprobar que el cachorro había muerto.

https://twitter.com/MaggieGrem/status/973412179197259776

El primer registro en redes sociales estuvo a cargo de Maggie Gremminger, una mujer que a través de Twitter fue eco del lamentable. Algunos pasajeros informaron haber oído ladrar al canino durante parte del vuelo pero en un momento se detuvo, cuando se abrió el compartimiento, todos guardaron silencio consternados por lo sucedido.

Ante las diferentes acusaciones y comentarios que recibió la aerolínea, un portavoz proporcionó la siguiente declaración:

"Este fue un trágico accidente que nunca debió haber ocurrido, ya que las mascotas nunca deben colocarse en el compartimento superior. Asumimos plena responsabilidad por esta tragedia y expresamos nuestras más profundas condolencias a la familia y nos comprometemos a apoyarlas. Estamos investigando a fondo lo que ocurrió para evitar que esto vuelva a suceder"

Esto puede contrastarse con la Política de United que aparece en su sitio web que especifica sobre mascotas en estados de cabina lo siguiente:

"Una mascota que viaja en cabina debe transportarse en una perrera aprobada de lados duros o blandos. Debe caber completamente debajo del asiento frente al cliente y permanecer allí en todo momento. Un cliente que viaja con una mascota en la cabina no puede sentarse en el mamparo o en una fila de salida de emergencia"

Aunque todo apunta a que esto fue un grave error humano, lo cierto es que el traumático episodio pone en el ojo del oracan a las políticas de las aerolíneas así como la forma en que son capacitadas las personas que componen la tripulación. Maggie Gremminger relató más detalles de su experiencia:

https://twitter.com/MaggieGrem/status/973421316253593600

Diferentes medios también han cubierto el terrible desenlace de la mascota:

Te recomendamos en video: