Él es el guayaquileño que colaboró en la película "Coco" y no lo sabías

Adrián Maruri es un guayaquileño que trabaja en el estudio cinematográfico Pixar Animation Studios y colaboró en la película "Coco" prestando sus manos para destacar el talento musical de Miguel, el protagonista

Adrián Maruri dejó su natal Guayaquil el 1 de enero de 2011. Una maleta llena de sueños e ilusiones fue con él a Estados Unidos. En ese país tiempo después se graduó de Bachelor of Music in Sound Recording Technology, en la Brigham Young University, ubicada en Provo, Utah.

En el 2015 se enteró que en el estudio cinematográfico Pixar Animation Studios había vacantes, y aunque no tenía experiencia envió su carpeta y lo seleccionaron para que realizara pasantías de tres meses. Cuando terminó este periodo, le informaron que fue contratado para trabajar, es así que en junio de este año cumplirá tres años siendo parte de esta empresa.

Entre sus últimas experiencias está su participación en la película Coco, estrenada a inicios de año en Ecuador.

“Cuando yo empecé a trabajar en Pixar, estaban a la mitad de hacer esta película, estaban recién empezando a desarrollar cómo iba a demostrar el talento musical de Miguel, que es el personaje principal de la cinta”, cuenta Maruri, de 30 años.

Según El Universo, el guayaquileño, quien también es guitarrista, dice que él fue la referencia e inspiración en cuanto a lo que respecta a tocar la guitarra en Coco. “Referencia es una palabra importante… parte de lo que yo hice termina en la pantalla grande que es la posición de las manos, la animación, ellos usaron mis manos como referencia para todas las escenas en la que el niño toca guitarra, incluyendo algunos adultos que tocan también el instrumento…”, cuenta, y agrega: “Las manos de Miguel son las mías”.

Maruri, quien está casado con una estadounidense desde el 2012, señala que todo el audio que se escucha en el filme fue realizado por músicos profesionales.

“Nada del audio toqué yo, pero visualmente las manos de Miguel, especialmente este personaje, son mías; en broma, como le decimos en inglés, yo soy el modelo de manos de la película… Cuando él pone los acordes, las notas, está tocando, todo lo que está haciendo con las manos para bien y para mal son mías, es referencia de como yo lo hice”, dice.

 

Cuenta que con los animadores del filme trabajó mucho. “Ellos me preguntaban: ‘Adrián. ¿qué estás haciendo aquí, qué estás tocando aquí, vemos que estás haciendo esto, pero puedes hacerlo más lento’. Tuve que hablar bastante con ellos, ver el vídeo en el que yo estaba tocando y decirles ok, eso está bien, pero el dedo debe estar acá…”, sostiene.

"Me siento superorgulloso de ser parte de esta película y la verdad es tanto por el mensaje que tiene, así como por el éxito. Es una película que a mí me gusta, yo la veo a pesar de haber trabajado en ella y todavía me hace reír, llorar…”.

El padre de dos hijos resalta la iniciativa del director del filme, Lee Unkrich, creador de Toy Story y Buscando a Nemo, de que los músicos animados están tocando al 100% correctamente la canción.

Sobre esta vivencia, Maruri califica como “muy especial” y al mismo tiempo destaca la aceptación que ha tenido el filme, que estuvo en las categorías mejor película animada y mejor canción original por Remember me (Recuérdame) en la edición 75 de los Globos de Oro. En cuanto a estas nominaciones señala que significaría mucho, además de que sería una victoria en el caso de alzarse con los galardones.

También relata su experiencia con algunos actores que son parte del elenco de Coco. Cuenta que pudo compartir con el actor que da vida a Miguel, Anthony González. “Él al principio no tenía el papel, él empezó grabando el borrador, hicieron bastantes audiciones, pero nadie lo hizo mejor que él”, señala. Además conoció al actor estadounidense Benjamin Bratt, quien interpreta a Ernesto de la Cruz.

En Pixar el trabajo principal de Maruri es el que maneja el estudio y da las voces de los actores. “Me encargo de que el diálogo, las voces estén grabadas correctamente”, señala.

Los próximos proyectos fílmicos en los que trabajará Maruri son Toy Story 4 e Increíbles 2, así como en otros que aún no tienen título.

Maruri se desempeña como recording engineer (ingeniero de grabación de sonido). En el 2015 obtuvo el galardón Utah Film Awards por un cortometraje. Actualmente está radicado en Martinez, California (EE.UU.) junto con su esposa e hijos, un niño de 2 años y una niña de 3 meses.