10 posturas del Kamasutra en una sola sesión que más disfrutarás

Diez posturas en las que podrás empoderarte en el sexo para llegar a tu clímax ¡Toma el control!

El Kamasutra, originario de la India, es uno de los libros más consultados y más buscados entre hombres y mujeres, aunque no se visibilice como tal, puesto que aun sigue siendo un tabú en muchas sociedades. Sin embargo, ha tenido tanto éxito que se ha reeditado en muchas maneras para su mejor comprensión y una mejor estrategia de mercadeo, revelando las posturas que más disfrutan tanto mujeres como hombres.

Aunque el Kamasutra es un extenso libro sobre las relaciones íntimas y eróticas entre los seres humanos, este lado del mundo conoce solo el capítulo donde su autor hace referencia a las 64 posturas del arte del amor. Y a partir de allí es que miles de mujeres han conocido herramientas del erotismo  que vuelven el sexo más que un simple acto de procrear o de autosatisfacción.

En las mujeres el sexo va más allá de sentir ese último momento de explosión de emociones y sensaciones, cuando se llega al punto máximo del orgasmo. Hay un transitar que es crucial para llegar a este clímax y que podemos resumir en diez posturas que más disfrutarás y te retamos a hacerlas en una sola sesión.

  1. El Sometido

Colócate encima de él y le das la espalda. El no dejarte ver el rostro hará que su imaginación vuele.

  1. La Fusión

Estado allí encima de él trata de voltearte y lo mirarás fijamente mientras abres tus piernas y las colocas a cada lado de su cuerpo. Ayúdate sujetándolo por el cuello, luego tú guías el ritmo. Cuando consigas el equilibrio suelta su cuello.

  1. El Deleite

Si tu chico tiene suficiente fuerza haz que te tome te arrastre hasta la orilla de la cama y el de pie o arrodillado haz que te tome. Mientras tú rodeas su cuerpo con tus piernas, luego te echas para atrás.

  1. El Tornillo

Aprovechando que tu chico sigue de rodilla ante ti haciéndote sentir todo el placer, busca tumbar todo tu cuerpo hacia un lado, sintiendo como el giro de tu cuerpo en él.

  1. La Profunda

Es momento de que tu chico suba pero que no se despegue de tu cuerpo, mantenlo dentro de ti, vuelve a la posición en la que estabas antes de hacer el tornillo y arrastra el cuerpo de tu chico hasta a ti. Haz que se coloque encima de ti, mientras él sube debes ir colocando tus piernas encima de sus hombros, sintiendo una profunda penetración.

  1. La Butaca

Quizás estando en la más profunda de las penetraciones sea más fácil que el busque sentarse y que tú con tus piernas en los hombros de él sin que el te penetre, busques su pene para estimular tu clítoris. ¡Esto también es empoderarse, chicas!

  1. La Sorpresa

Es momento de levantarse de la cama. ¡Sorpréndelo! e incluso engáñalo. Voltéate frente a él, dale la espalda y haz que te tome por la cintura. Creerá lo imaginable, pero tú decides a donde llevar su miembro.

  1. El Molde

Estando de espaldas a él será más fácil darle un empujoncito para que caiga nuevamente a la cama, estando allí sigue dándole la espalda acuéstate al lado de él y como si fueran a formar una S, haz que te siga penetrando. Amolden sus cuerpos hasta que te sientas cómoda y logres que te siga satisfaciendo como hasta ahora.

  1. El Trapecio

Volvamos a la acción y la sorpresa. Será complicado pero no imposible, y cuando lo logren sentirás el máximo placer. Haz que tu chico abra las piernas y se apoye en sus brazos hacia atrás. Mientras él busca el equilibrio no dejes que su pene deje de penetrarte, ve acomodándote con tus piernas rodeando su cintura y cuando lo hayas conseguido túmbate completamente hacia atrás.

  1. Cara a Cara

Es el momento de buscar el clímax, pero aquí tú tendrás el control. Es momento de sentir al máximo y que el morbo haga su trabajo. Acuesta a tu chico boca arriba, colócate encima de él, abre tus piernas, túmbate encima y míralo fijamente mientras te dejas penetrar. Haz que las miradas hablen y hasta griten lo que los dos están buscando sentir.