10 geniales solteras de ficción que te inspirarán a vivir sin pareja

Demostraron ser fieles a sí mismas a pesar de todo y felices sin el preciado "the one".

En las producciones de ficción, el típico relato es que el héroe o la heroína se queda con una pareja para complementar su felicidad. Pero algunos personajes fueron más allá y demostraron que son increíbles sin nadie al lado y que antes eso hace parte de su encanto. Estas son las mujeres más populares.

Samantha Jones (Sex and the City)

El epítome de soltera feliz de serlo por excelencia. Samantha ama el sexo y sobre todo, a sí misma. Esta mujer tiene confianza y determinación para conseguir lo que quiere y cuando lo quiere. Es la más pragmática de sus amigas en cuanto a las relaciones de pareja y tiene la fuerza necesaria para pasar de algo cuando no le funciona, incluso si es un partido "perfecto" como Smith Jerrod. Su gran frase es: "El amor de sus vidas es una ilusión. Comiencen a vivir sus vidas".

Joan Holloway (Mad Men) 

Joan, aparte de su sensualidad y aguda inteligencia, al final de esta aclamada serie de publicistas de los años 60 prefiere priorizar su trabajo y su futuro con su agencia de PR en el cine que quedarse como mantenida de un partido rico que no quiere que trabaje. Ella siempre apreció su independencia por encima de cualquier relación que hubiese tenido: sea Roger Sterling, su antiguo jefe, o su marido, el militar de Vietnam que la violó en la primera cita y al que ella echó y no necesitó para criar a su hijo, no quiso que nadie se metiera en su vida al final.  Al rehusarse a usar sus encantos para ascender en su nueva compañía, prefirió irse y hacer la suya.

Edna Moda (Los Increíbles)

Advice to live by. #ednamode

A post shared by Dusty (@dustintylerblake) on

Es tan genial por sí sola, que no imaginamos a alguien a su lado que no sea tan creativa y con tanta personalidad como esta alemana que alguna vez "diseñaba para dioses". Edna tiene estilo, agresividad y su encanto radica en que es uno de esos genios creativos enfocados en su trabajo y en construir el futuro, que no necesita nada más -ni a nadie más- para ser genial.

Elsa (Frozen) 

Es una reina y es consecuente con su puesto y también con su familia: es la primera en decirle a su hermana que no puede ir casándose con el primer tipo que conoce- y con toda la razón-. Mientras halla un lugar en el mundo con sus poderes y su nuevo cargo, ¿para qué crearle un príncipe que necesariamente la haga feliz cuando tiene un reinado y súperpoderes que la hacen genial por sí misma? Además, su canción es una oda a la libertad absoluta de ser quién es.

Eugenia Phelan (Historias Cruzadas) 

#PhotoGrid

A post shared by Eugenia "Skeeter" Phelan (@skeeter_phelan) on

Es una excepción a la regla en un lugar donde todas las chicas de su edad ya tienen que estar casadas y por lo menos con un hijo para tener voz en su sociedad. Ella no quiere eso: quiere ser escritora y contar las injusticias que pasan en Jackson con las criadas negras y cambiar el mundo. Con la publicación de su libro, "Historias Cruzadas", espanta a su novio tonto y ultraconservador que no comprende "porqué cambiar lo que está bien" y que le dice que por escribir el libro ella "es una egoísta". Eugenia revoluciona a Jackson, da justicia a las criadas de una manera simbólica y prosigue con su carrera en una editorial en Nueva York, tal y como ella quería.

Elaine Benes (Seinfeld) 

Siempre escoge a los peores hombres para salir con ellos y sin embargo, es genial por su complejo temperamento, su pésimo baile, y por ser atractiva, inteligente y acertada. Muchas cualidades y defectos que la hacen ser una mujer humana y no tan "soltera perfecta y atractiva" como las de las chick flicks.

Robin (Cómo ser soltera) 

Go out this week and kill it like you always do #HowToBeSingle

A post shared by How To Be Single (@howtobesingle) on

Es la que le enseña a la protagonista de esta película ( Alice, interpretada por Dakota Johnson), que no hay nada de malo en divertirse y vivir feliz sin necesidad de buscar al amor de la vida desesperadamente. Ella vive tan a la deriva, sin complicarse la vida, que solo hasta el final nos enteramos de que tiene dinero (que no ostenta) y que no necesita de eso ni de su príncipe para hacer lo que le viene en gana.

Bonus track: grandes solteras que al final encuentran su pareja

Peggy Olson (Mad Men) 

Es el epítome de "Working Girl" de la modernidad. Tuvo varias relaciones que nunca estuvieron por encima de sus objetivos profesionales y demostró que podía defenderse sola sin ser la víctima incluso cuando tuvo un hijo que dio en adopción. Poco a poco se ganó su espacio como ejecutiva en un mundo de hombres siendo solo una humilde secretaria y al final conquistó el mundo de la publicidad con sus ideas y tesón.

Megan (Bridesmaids) 

It's a 🎁 #bridesmaids #moviequotes

A post shared by Bridesmaids Movie Quotes (@bridesmaids_movie) on

Una mujer con una inmensa confianza a pesar de no lucir como una modelo. Superó el bullying, trabaja para el Pentágono y no tiene que fingir ser ultra femenina ni delicadita para hacer lo que le viene en gana (tiene seis casas y nueve perros). Incluso para conquistar a su pareja, el oficial aéreo que desenmascara en un vuelo a Las Vegas, fue bastante osada y arriesgada y es la que impulsa a Annie a salir de su depresión.

Liz Lemon (30 Rock) 

liz lemon is the most relatable character

A post shared by amy poehler 🍃parks and rec (@amypoehlerbear) on

Adora su trabajo, pero también comparte- con toda su humanidad- sus defectos y pequeños detalles que a veces revelan el patetismo de su vida cotidiana. Es una genio creativo y la mejor en lo que hace, aparte de ser la única cuerda en esa cadena de locos que son iguales a su jefe, el poderoso y medio maniático Jack Donaghy.

Betty (Suárez y Pinzón)

betty

La "Betty" estadounidense lucha contra la discriminación para ser la primera editora de moda en un lugar donde premian a las niñas bien y a las 90/60/90. Su talento y determinación profesional la llevan incluso a derrotar a sus  más duros adversarios, para al final, salvar a su antiguo jefe. La colombiana, que adora a su jefe hasta el punto de amarlo, ve su propio valor cuando queda al frente de Ecomoda y revoluciona la empresa con la idea que Zara tuvo mucho antes: hacer moda masiva, pero con una idea que era revolucionaria para su tiempo: mostrar modelos "reales".