Escuela en Japón quiere uniformes de Armani para sus alumnos

Los padres y representantes del alumnado no encuentran motivos de peso para esta decisión

Escuela en Japón quiere uniformes de Armani para sus alumnos La escuela Primaria Teimei quiere hacer que todo el cuerpo de alumnos de esta institución, porten un uniforme de la firma Armani - AFP

La industria de la moda es sin duda una de las más poderosas e influyentes en el mundo. Y si alguno se atreve a dudar de su alcance, pregúntenle al director de una escuela primaria en Japón si esto no es real, queriendo colocar uniformes a niños de su primaria de una de las firmas de moda más importantes del mundo.

La escuela pública Primaria Teimei, a través de su director Toshitsugo Wada, quiere hacer que todo el cuerpo de alumnos de esta institución, porten un uniforme confeccionado por la firma Armani, para así seguir posicionándose como una institución de referencia en Japón. Asumiendo que el prestigio también se lleva puesto en una prenda de vestir.

Para el director de esta escuela primaria, la imagen es fundamental y si eso tiene que repercutir hasta en la forma de vestir de los chicos, y Wada lo llevará a los más altos estándares de la moda, aunque los padres no estén del todo de acuerdo con esta decisión.

Inmediatamente el cuerpo de padres y representantes de la institución presentaron la queja y la hicieron rodar como pólvora, además pidiendo una explicación lógica a esta medida tomada por el director Wada, de la institución nipona. Por su parte el gobierno y el parlamento Japonés investigan los motivos de esta decisión.

La respuesta por parte del director y el plantel no encuentran sentido alguno y más cuando se calcula que cada uniforme, que será pedido exclusivamente a los talleres de Giorgio Armani, cueste alrededor de unos ochenta mil yenes, unos seiscientos euros.

Entre las preocupaciones de los padres, además de lo económico es que para ellos esta decisión no envía un mensaje positivo a sus hijos, al parecer un mensaje frívolo y poco argumentado, teniendo en cuenta que hoy día se le toma más valor a lo material que a los valores que se puedan inculcar.