Códigos QR comestibles y medicinales. ¿Los probarías?

La medicina del futuro ya está aquí

Día tras día son nuevos los avances que buscan facilitar nuestro modus vivendi, y en la medicina estas evoluciones son constantes.  El surgir de los años deja a su paso decenas de estudios médicos, vanguardistas tratamientos y nuevas soluciones.

Un reciente estudio elaborado por expertos de la Universidad de Copenhague en Dinamarca,  junto con académicos de la Universidad Åbo Akademi  en Finlandia ha encontrado un nuevo método para desarrollar medicamentos. Se trataría de tratamientos personalizados suministrados, a través de códigos QR comestibles.

"Esta tecnología es prometedora, ya que el medicamento puede dosificarse exactamente de la manera que usted desea. Esto brinda la oportunidad de adaptar el medicamento de acuerdo con el paciente que lo recibe", declaró Natalia Genina, profesora asistente del departamento de Farmacia y autora del proyecto.

Para el moderno medicamento, los expertos han utilizado un material comestible de color blanco sobre el que aplican el fármaco para posteriormente imprimir el código QR. Una de las ventajas de la implementación de este nuevo sistema medicinal es que combatiría a los falsificadores de fármacos.

Un código QR (Quick Response Code o Código de Respuesta Rápida en español) trabaja bajo el concepto de barras bidimensionales que agrupan algunos datos codificados.  Este sistema fue desarrollado en el año 1994 en Japón, pero en los últimos años ha sido más utilizado a través de productos y o servicios comunicacionales impulsados por modernas prácticas de marketing.