Usó Tinder para conquistar mujeres de Europa y no pagar hotel

Anthony Botta recorrió 20 ciudades conquistando mujeres como un auténtico Gigoló 2.0

Anthony Botta es belga, tiene 25 años y su mayor deseo era pasarla bien y recorrer Europa. Pero su presupuesto era casi inexistente. Así que activó su cuenta en Tinder, la red social de las conquistas y las citas ocasionales, y se dispuso a conocer chicas que le abrieran las puertas de su corazón… Y de sus casas también. Y sin ningún pudor apunta en su biografía de Instagram (@zebotta) que su aventurera vida está en encender el Tinder y conseguir quien le quiera hospedar.

Su atractivo es innegable, eso acompañado de una personalidad fiestera y siempre de buen humor, hace que Anthony le cueste nada conquistar a la mujer que quiera. Por supuesto, su target: chicas poco menores que él y chicas dispuestas a dejarse conquistar por este Gigoló, disfrazado de un aventurero caballero.

I would probably hate me too #TheBottaLife

A post shared by Tinder Surfer (@zebotta) on

Anthony confiesa que solo hizo falta entrar en la app y preparar su pulgar para deslizar la galería de opciones, tirando más hacia la derecha que a la izquierda, aumentando sus posibilidades de que alguna hermosa chica de Italia, de España o Alemania le escribiera.

Anthony Botta el Gigoló 2.0 Anthony confiesa que solo hizo falta entrar en la app y preparar su pulgar para delizar la galería de opciones, tirando más hacia la derecha que a la izquierda - Cortesía de Anthony Botta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero no siempre le fue tan bien, dice él. Como si se tratara del stock de una tienda, aunque seleccionaba a su gusto, al final Anthony dice no haber tenido suerte en muchas ocasiones, a pesar de creer que pagando la versión Plus de Tinder tendría mejor suerte, muchas veces tuvo que quedarse con chicas que no generaron mucho interés en él después de conocerlas en persona.

El Gigoló 2.0 reseñó todas sus anécdotas, viajes y el periplo de sus aventuras en sus redes sociales, acompañado de muchas de sus conquistas donde hizo de cada estadía una experiencia cinco estrellas y de fiestas interminables.

 

No sabemos si con esto le hacemos un favor a Anthony Botta a darle idea de armar un nuevo periplo de viajes y conquistas 2.0. Pero lo cierto es que como él hay muchos en el mundo, dejando un amor en cada puerto.