Un acróbata graba su propia muerte al caer de un piso 62

Con el dinero que planeaba ganar quería pagar su boda y el tratamiento médico de su madre.

Wu Yongning

El 8 de noviembre falleció Wu Yonging –un acróbata famoso en redes sociales– que intentó escalar un rascacielos, pero tras un mal cálculo terminó costándole la vida. El fatídico accidente quedó grabado, y ahora está circulando por la red.

No era la primera vez que ese joven hacía actos temerarios en altos edificios, de hecho en su plataforma social cuenta con 300 videos de escalada de alto riesgo. Él joven de 26 años contaba en Weibo –la mayor red social china– más de un millón de seguidores.

Su muerte ha sorprendido a todos no solamente por lo cruel de ésta misma, también porque su novia compartió el video justo cuando se cumplía el mes de muerte de Wu Yonging.

Ya llevaba un mes sin publicar los videos que tanto habían cautivado a su público, y sus fans estaban preocupados. Sin embargo, después de haber sido divulgado su última y mortal acrobacia, lamentan profundamente su muerte.

Wu Yongning

"El superman chino"

El joven no usaba en sus videos ninguna medida de seguridad, ni arneses ni algo que pudiera auxiliarlo en caso de emergencia. Él escalaba desde azoteas hasta rascacielos, antenas, o lo que estuviera a muchos metros del piso en China.

El propio Wu advertía a su público que era muy peligroso lo que estaba haciendo, que no lo intentaran. Mientras tanto a él, ese tipo de acrobacias le generaban sustanciosas cantidades.

Todos llamaban a este joven el superman chino, el cual estaba entrenado en las artes marciales y había trabajado siendo extra de algunas películas. Pero dejó todo esto para dedicar su tiempo completo a los videos que mostraban sus acrobacias de alto riesgo, porque era en donde ganaba más dinero.

El premio que iba a ganar

Wu Yonging tenía la intención de ganar 100.000 yuanes (cerca de 13.000 euros) con la acrobacia que le costó la vida.

Su último gran desafío era subirse a lo alto del Huayan Internaciona Centre. Un edificio de 62 pisos ubicado en Changsha, capital de la provincia de Huan.

Con el dinero pretendía sufragar su boda y ayudar a pagar el tratamiento médico de su madre, según explica South China Morning Post.

Su muerte

Según las investigaciones de la prensa china, el acróbata subió en ascensor más de 40 pisos y después tres unos 20 más para llegar al lugar en el que filmó su video.

Las últimas imágenes muestran a Wu vestido de negro, descolgándose de las paredes con maestría del edificio Huayuan Internacional Centre. Después de realizar algunos ejercicios, intenta volver a la azotea, pero sus pies se resbalan por la pared metalizada, no logra volver y cae.

Él mismo dejó todo grabado en su móvil, en la techumbre del rascacielos. Por lo que la muerte se aprecia de manera nítida. Las imágenes son muy fuertes, por ello se recomienda no verlas si se es demasiado sensible.