Diversión

Reina de Quito 2017-2018: Macarena promulga la solidaridad entre los quiteños

Macarena Barba, de 21 años, dice que si llega a ser Reina de Quito inculcará una buena cultura dentro del transporte público a través de la solidaridad.

Macarena Barba Bonilla siempre ha tenido un enfoque por la obra social. “Yo soy una persona que ha estado muy interesada en temas sociales y me encanta la idea de que a través de la Reina de Quito se pueda mecanizar varios proyectos para trabajar por la ciudad para empezar a generar cambios.

En realidad, tengo un proyecto personal enfocado en los niños pero no descarto los planes que ya existen para beneficiar la calidad de vida del adulto mayor.

A mi me encanta caminar y tomar el transporte público, pese a que a muchas personas no les gusta, y lo hago porque conoces a la gente de tu entorno y sobre todo a la ciudad donde vives. Si yo quiero que mi Quito sea más tolerante, más amable, más solidario, empezaré por mi porque hay que ser el ejemplo”, indica la joven de 21 años, cuyos hobbies son cantar y bailar.

En sus tiempos libres ayuda a su madre con su hermano ya que el menor tiene Síndrome De Down. “Voy al parque y juego con él y con nuestra perrita también. Además me gusta cocinar, ver documentales y disfrutar de paseos para admirar la naturaleza”, cuenta Barba.

Al estudiar diseño de modas dice que le gusta el estilo de los años 70, denominado “boho” que significa bohemio. Sin embargo, su sueño inicial era estudiar arte porque siente una gran fascinación por la pintura. Al darse la oportunidad de aprender sobre moda, intentó y pues ahora estudia a nivel profesional, siguiendo los pasos de su madre quien también es diseñadora de moda.

Ella vive en el barrio Quito Tennis, al norte de Quito, y destaca su zona como un espacio muy organizado, limpio, tranquilo y seguro.