Camila Moreno: “Hay que dejar de cuestionar a las víctimas”

Hablamos con la cantante sobre su próximo disco, su nuevo sencillo “Esta noche o nunca” y las recientes denuncias de violencia de género en la música chilena.

“Esta noche o nunca”. Así se llama el nuevo sencillo de Camila Moreno, que seguramente ya conocías de su disco “Mala Madre” (2015), pero que hoy viene en forma de versión en vivo donde canta junto con Gepe.

Para Camila Moreno, una canción expande sus límites al ser interpretada en vivo. En Belelú hablamos con ella sobre Esta noche o nunca, sobre “Pangea”, su próximo disco y documental, cuyo estreno se espera para el primer semestre de 2018, con un lanzamiento en vivo en el Teatro Caupolicán el 25 de mayo próximo.

Pangea, preparando su nuevo disco

-Hablemos primero de tu sencillo.

Es una canción que existe en el album “Mala Madre”, pero ahora es parte de “Pangea” porque es la versión en vivo de esta canción. Se llama Esta noche o nunca, que es una balada romántica, fantasiosa, media críptica, poetiza, una balada con uno mismo. Es la fantasía de un poeta que se llama François Villon, que era un delincuente, un asesino. La elegimos porque es una bonita canción, una balada, es simple, es corta. Tiene algo un poco épico también, algo como definitivo, la letra y el título lo dicen.

-¿Por qué elegiste a Gepe como tu featuring?

El Gepe nos calzaba demasiado bien por su timbre de voz. He colaborado con él en vivo ya muchas veces, la primera vez me invitó a tocar con él y de ahí empezamos a establecer una relación de colaboración, desde ese momento que él me invitó tuvimos mucha buena onda, fue muy fácil, muy fluido, el siempre ha sido muy abierto, cada vez que le pregunto y le propongo algo antes de contarle de qué se trata me dice que sí. Gepe es como una máquina del trabajo, es súper bacán esa energía también.

-¿Por qué decidiste incluir Esta noche o nunca en Pangea?

La verdad es que “Pangea” está muy cargado a “Mala Madre”, porque es lo que más veníamos tocando en vivo y creo que todas las canciones que fueron elegidas tienen que ver con la transformación, con cómo también crece la canción en vivo. Hay otras canciones que no necesariamente crecían tanto. Y la verdad que es además por el puro gusto de la canción, también hay algo simple en eso.

promocionalpiedad01josefinaastorga700x1049.jpg

-¿Por eso también se llama Pangea?

O sea, sí, un poco. Tiene dos conceptos súper concretos que tiene que ver con cómo mutan las canciones en vivo, en el sentido de que yo soy una isla que crea sola y cuando vienen islas transforman todo en un nuevo continente. Lo que empezó a pasar es que finalmente las versiones en vivo es que eran muy distintas al disco, entonces se generó un nuevo universo, un nuevo lenguaje, la experiencia de escuchar un disco a ver un show en vivo eran súper súper distintas, entonces nosotros sentimos que había que registrar eso ¿no? Que era algo diferente. Y también el proceso de la banda, de que otros influían finalmente en mi música, y se transformó más bien en un colectivo, y eso es “Pangea” en términos concretos. Alrededor del proyecto Camila Moreno que nace de algo mucho más grande. Pangea también es un universo que yo tenía cuando chica, con mi papá, como un mundo paralelo a éste donde ocurrían varias historias, fantasías de mi infancia. Yo crecí un poco con el universo de Pangea porque me encantaban los dinosaurios, la historia del mundo, el tema de la deriva continental y toda esa volá. Y después me topé con Pangea de adulta, pero de un lado más de la literatura, leyendo a Patti Smith y cachando toda la volá’ que ella tenía con el Alfred Wegener que es el viejo que inventó el concepto de Pangea, que plantea la teoría de la deriva continental. Entonces el concepto se me fue cerrando desde distintos lados.

-¿Estás haciendo otros proyectos además de Pangea?

Pangea es una película, que es un documental, y el disco tiene dos volúmenes así que es demasiada pega.

Sobre acoso y abuso sexual

-¿Qué opinas sobre las denuncias de violencia de género en la música?

O sea, opino lo que opinaría cualquier persona con dos dedos de frente, que está súper bien y es lo que tiene que pasar y hay que dejar de cuestionar a las víctimas, y es súper importante que se esté hablando el tema porque el acoso sexual es una cosa, pero también hay otras más sutiles. He estado en bandas de hombres donde están todo el día hablando del poto y las tetas y me parece súper violento. Hay una normalización con respecto a la objetualización de la mujer en todos los planos, y es súper normal y es como lo que se hace. Y eso está llevado a todos los planos, desde los más sutiles a los más terribles, desde el femicidio hasta la vida cotidiana, los micromachismos. Es importante porque todos nos tenemos que concientizar de eso.

Hace unos días hablamos con Javiera Mena y ella decía que los hombres también sufren, y que había que esperar a lo que decía la justicia según decía en otro medio.

No estoy de acuerdo, porque es muy raro que una acusación sea falsa, en términos de porcentaje, y porque la víctima se expone. Y más encima el caso de Pablo Gálvez fue con varias chicas, se pusieron de acuerdo ¿Me estai’ hueveando? Y sobre que los hombres sufren, ese no es el punto, todo el mundo sufre, por A, B o C motivo. Puede haber un caso muy particular donde quizás haya una mujer que esté muy loca, pero son demasiado particulares como para andar ahora generalizando eso y poniendo en duda cada caso que sale. Me parece que expone el mismo machismo. Siempre es la mujer la que se pone en duda ¿Por qué no ponemos en duda al hombre primero?

promocionalpiedad03josefinaastorga700x781.jpg

-¿Cómo podrías tú como líder de tu banda prevenir tener miembros que han ejercido violencia? Es súper difícil también.

No, o sea eso no se puede prevenir. Cada uno tiene un sensor interno con respecto a las corazones de las personas con las que se rodea y muchas veces uno se equivoca y se junta con gente de mierda. Pero cuando uno se junta con gente de mierda, uno simplemente tiene que darse cuenta y cortar esas relaciones. Tiene que ver con límites personales con respecto a criterios, tiene que ver con ser adulto y no un adolescente sin límites y pensar que todo se trata del amor libre y qué sé yo. Tiene que ver con la madurez de cada individuo. O sea, todos nos hemos involucrado con gente que es una mierda, si está lleno, jaja. La cosa es saber cortar con esas personas, poder darse cuenta, no fantasear.

-Claro, tener la madurez para alejarte…

Sí, y tener la madurez de enfrentarlo. Aparte cuando uno corta con la gente de mierda también corta con cosas que uno trae adentro. Como es adentro, es afuera. Cuando estás rodeado de gente de mierda también estás con caca adentro, cachai. Cuando uno empieza a tener más criterios y tener más límites elegís a la gente con la que querís estar, estás más limpio tú también adentro, estás más firme, más seguro.