Reina de Quito 2017-2018: Simone, exvíctima del bullying, quiere trabajar para erradircarlo

Simone Serrano, de 23 años, sueña con generaciones libres de bullying. Ha dicho que si es Reina de Quito trabajará muy duro para que se evite esto en todo lugar.

Daniela Simone Serrano Morales, de 23 años, graduada en Comunicación Corporativa en la Universidad de las Américas, siente un apego grande por hacer labor social. Al ser candidata para ser la nueva Reina de Quito confiesa sus planes en mente.
"Este sueño nació cuando tenía 15 años porque mi colegio era católico y nos impulsaron siempre a hacer labores sociales. Esto me permitió sensibilizar y ser muy empática con las personas que recibían nuestra ayuda. Ese acercamiento me permitió comprender que hay otras personas que en realidad sufren y que nosotros a veces nos quejamos por pequeñeces.

Lo mejor de todo es que cuando centras tu apoyo, por muy mínimos que sea, esas personas lo valora demasiado y te llena el corazón poder hacer sentir eso a otros.

Es por eso que si gano la corona haré el mismo esfuerzo para seguir haciendo feliz a la gente con los proyectos que están en marcha. Me gustaría enfocarme en dos ejes: en adultos mayores y erradicar el bullying centros.

Pese a que el Patronato ya tiene actividades recreativas buscaré sumar capacitaciones para que aprendan a realizar trabajos manuales y se sientan más productivos e incluso se solventen económicamente.

Respecto al bullying creo que es una problemática que afecta a quien lo vive en carne propia y yo fui víctima de esto en la escuela. Recuerdo que era una institución solo de niñas y ya podrán imaginarse la rivalidad que existía. No solo llegué a una depresión psicológica sino también física porque no quería comer ni podía dormir.

Para salir de esto yo decidí no quedarme callada y cuando mis hermanas y primas fueron a estudiar a la misma escuela saqué fuerza para defenderles porque me sentía en la obligación de protegerles al ser la mayor de edad. Felizmente nunca caí en las agresiones físicas pero ahora la realdad es diferente y por eso quiero ser la voz para prevenir y evitar eso”, detalla Simone.

A sus 15 años, recapitula que en un bus la manosearon. “Sentía que un señor me estaba topando y me congelé, no sabía cómo reaccionar entonces siento que él se aprovechó de eso. Por suerte llegué a la parada y me bajé inmediatamente. Creo que muchas se sentirán identificadas”, dice.

La joven aspirante a ser Reina de Quito se considera una chica descomplicada en cuanto a su estilo para vestir. “Me gustan los jeans, zapatos casuales, blusas coloridas, en fin”, cuenta y destaca que su familia y amigos son sus pilares en este proceso.