Diversión

Reina de Quito 2017-2018: Ana Carolina difundirá todos los proyectos del Patronato

Ana Carolina Carvajal, de 25 años, dice que si llega a ser Reina de Quito buscará el beneficio de todos los sectores más vulnerables, a través de la difusión de todos los proyectos del Patronato para que puedan favorecerlos.

Ana Carolina Carvajal quiere ser Reina de Quito como un homenaje a su abuelo, Edmundo Carvajal. “Mi inspiración para ser parte de ese certamen fue mi abuelo, pionero de la aviación, y siento que al haber criado a toda mi familia para ser personas de honor, yo puedo demostrar esto a través de mi apoyo y obra social”, comenta.

Le gustaría hacer una campaña inclusiva y siente que puede difundir todos los proyectos que impulsa el Patronato San José para que la gente se beneficie de estos.

Ana dice que no tiene novio pero que está comprometida con Quito. “La verdad es que pienso dejar por ahora el tema del amor porque quiero dedicarme de lleno a trabajar por mi ciudad. Considero que si uno se comprometo con algo hay que hacerlo al 100%.

Todas las chicas que estamos en esto hemos tenido un sacrificio que hacer. Por ejemplo, en mi caso dejé mi vida en Guayaquil. Estaba viviendo allá y también dejé a mis padres, abuelita y mascotas”, cuenta Ana Carolina.

Debido al traslado de la empresa que dirige su padre tuvo que ir a vivir a Guayaquil. “Yo estudié producción de moda en Argentina, en la universidad de Palermo y a mi regreso ya estaba viviendo en otra ciudad. Todo sucedió muy rápido”, recuerda.

Ella, al igual que las vivencias de sus compañeras aspirantes a la corona capitalina, ha vivido el acoso sexual. Un feo capítulo sucedió en una calle en Buenos Aires cuando dos hombres la acorralaron sobre una pared y gritó para llamar la atención de su entorno. De esta forma logró alejar a los hombres y puso una denuncia formal pero lastimosamente el tema nunca se resolvió.

“Y eso es lo que me indigna porque muchas veces las secuelas emocionales son muy grandes y nos vemos desfavorecidas por la comodidad de las autoridades judiciales. Me gustaría trabajar para que esto no pase a más mujeres”, ultima Carvajal.