Diversión

Se casó con un príncipe sin saber que lo era, ahora se convirtió en toda una princesa

Si creciste viendo películas Disney, esta historia te hará volver a creer en el cuento del príncipe azul

Seamos honestas, la mayoría de las personas no entran a un club nocturno esperando conocer a su príncipe azul con el que vivirán "felices por siempre". Pero la historia de una joven originaria de Washinton, D.C., en Estados Unidos, te hará volver a creer en esos cuentos de hadas.

En diciembre de 2005, Ariana vio por primera vez a Joel Makonnen en un club nocturno, en Washington, D.C.. No tenía idea de quién era aquel apuesto hombre de sonrisa perfecta, pero lo que empezó siendo una noche con su mejor amiga, terminó siendo una cita con el destino, o mejor dicho, un príncipe.

Aquella noche, la estudiante de arte de la Universidad de Harvard y su amiga se acercaron a la barra para pedir una bebida, sin contar que el hombre se acercaría a ellas. “Parecen salidas de un comercial de Bombay Sapphre“, dijo. Cinco minutos después se dirigió a Arianna: “vas a ser mi novia”.

@jdmakonnen_jd

A post shared by Ariana Austin Makonnen (@chezariana) on

Su nombre era Joel Makonnen y resultó ser bisnieto de Haile Selassie, el último emperador de Etiopía. Él es conocido como el Príncipe Joel pero también era estudiante de derecho en la Universidad de Howard.

Sin saber su herencia real, Arianna hizo click inmediato con Joel, comenzaron a salir y no fue hasta que entablaron una relación seria que él decidió contarle todo.

Y sí, pasaron 12 años para que ambos se convirtieran en marido y mujer. 

La pareja contrajo matrimonio el 9 de septiembre en una iglesia etíope, engalanada con coronas, cientos de flores y brillantes diamantes. La ceremonia fue oficiada por 13 sacerdotes, según la tradición que para Joel, se trata de "una herencia y una historia indestructible que combina el más puro poder negro y las tradiciones cristianas antiguas".

 

La boda fue planeada cerca del Año Nuevo etíope, también contó con bellas y tradicionales sombrillas etíopes y claro, música de Bob Marley, Marvin Gaye y Bruno Mars para amenizar la fiesta. 

"Creo que ambos teníamos la sensación de que este era nuestro destino", dijo Ariana para The New York Times.

 

Haile Selassie I había gobernado Etiopía durante 40 años y fue el último de los 225 reyes del país hasta la revolución comunista etíope de 1974. Falleció un año después supuestamente por un infarto, pero muchos creer que fue asesinado. Joel no nació en el país africano, sino en Roma, después de que sus padres abandonaran la región tras el golpe de estado. El príncipe pasó la mayor parte de su juventud en Suiza y después se mudó a los Estados Unidos.

Happiest Thanksgiving!

A post shared by Ariana Austin Makonnen (@chezariana) on