La conmovedora historia detrás de la canción que Miley le dedicó a Liam

'Malibu' se convirtió en un éxito a las pocas horas de su estreno mundial

La relación entre Miley Cyrus y Liam Hemsworth está en una de sus mejores etapas. Aunque no hay planes de boda, ambos lucen plenamente enamorados y felices.

Tanta fue la alegría de Miley por la reconciliación que decidió celebrarla componiendo una canción para su amado Liam: 'Malibu'. Su romántica letra habla de la nueva etapa en su relación y de lo bien que ella se siente viviendo con él en su casa de Malibú.

A veces pienso que me hundo pero tú estás ahí para salvarme y quiero darte las gracias con todo mi corazón, es un nuevo comienzo y un sueño hecho realidad en Malibu…", canta Cyrus en la canción.

Una hermosa casualidad

Pero, detrás de esta romántica letra hay una historia bastante conmovedora, que Miley acaba de dar a conocer en una reciente entrevista con Howard Stern.

La casa en la que grabé mi primer disco, es la casa en donde vivo ahora con Liam, pero fue por casualidad", explicó Cyrus al inicio de su historia.

Fue en 2013 que Liam y Miley terminaron su relación. "Fue difícil, pero en aquel momento íbamos en direcciones distintas. Los dos éramos muy jóvenes y fue una buena decisión en ese momento", dijo el actor de 'Los Juegos del Hambre' sobre lo sucedido.

En la entrevista con Stern, Miley continuó exponiendo lo que sucedió cuando su relación con Liam terminó:

Cuando Liam y yo terminamos, él me dijo que necesitaba espacio. Quería alejarse de mí. Entonces se mudó a Malibu y compró esa casa".

Pero, Liam no estaba enterado de que justo en esa casa de Malibú fue donde Cyrus grabó su primer disco.

El dueño de la casa guardó todas mis placas en el garage, para que él comprara la casa. Entonces se mudó y fue cuando se dio cuenta de que no podía escapar de mí. Estaba destinado a pasar. Ahora estamos juntos de nuevo. Mi canción Malibu es acerca de la casa en la que vivimos", finalizó Miley.

Esta historia nos deja ver que, probablemente, Liam y Miley están destinados a estar juntos. Y si las cosas siguen así de bien en su relación, lo más seguro es que tengan el final feliz que tanto anhelan.