Esta es la entrevista inédita a Selena Quintanilla que te hará sonreír

Creían que la cinta estaba perdida pero al encontrarla, reveló a una Selena Quintanilla más feliz que nunca

Era el año de 1994 y la reina del Tex-Mex, Selena Quintanilla, estaba en su máximo esplendor. Entre los sensuales bustiers, los labios rojos, las lentejuelas, pegajosas canciones y una eminente fama anglosajona, Selena seguía asombrada porque había sido invitada a los Grammys de ese año y aún más emocionada por poder tomarse fotos con sus estrellas favoritas en la alfombra roja.

"Lo primero que me vino a la mente, fue: 'tengo que llevar una cámara para poder tomarme fotografías con todas estas estrellas'. Pero caí en cuenta más tarde de lo que estaba pasando, ¿qué tal si ganamos? Y fuimos, y no me dejaron llevar mi cámara. ¿Te imaginas?, no pude tomar fotos hasta después. Estábamos sentados ahí y tenía este enorme nudo en mi estómago. Estaba tan nerviosa. Luego anunciaron al ganador…(Selena)

Con una sonrisa en el rostro y la sencillez que tanto la caracterizaba, Selena reapareció en una entrevista que había permanecido oculta durante 20 años y fue encontrada por casualidad en una de las cámaras de televisión que fue donada a un proyecto del Smithsonian National Museum of American History para honrar la televisión hispana.

La entrevista fue parte del programa "Tejano USA" y fue grabada justo antes de que la cantante se presentara en el festival de música Texas Live., en abril de 1994. Selena explica lo feliz y sorprendida que fue cuando ganó y cómo los Dinos no han tenido tiempo para celebrar por estar trabajando sin parar.

En el resto de la entrevista, la cantante también habla de la participación que tuvo en tres episodios de la telenovela mexicana 'Dos Mujeres, Un Camino' y anunció que acababa de rodar el video de "Amor Prohibido" en el desierto de Joshua Tree.

El legado de una reina

El material se encontraba dentro de una cámara de televisión que fue donada por KWEX-TV, de Univisión en San Antonio. El museo digitalizó la cinta que se creía perdida para siempre. Por suerte, pudimos ver una vez más a la reina del Tex Mex en su máximo esplendor.

Selena se convirtió en un icono de la música y la moda hispana. Sus canciones eran una mezcla perfecta de cumbia, pop y música tejana contemporánea. En este punto de su vida, ya era una de las artistas favoritas y más prometedoras en Estados Unidos y Latinoamerica.

Pare increíble que un año después, aquella chica que transmitía tanta paz y alegría, tendría un fatídico encuentro con una de las personas más cercanas a ella, Yolanda Saldívar. Selena tenía tan sólo 23 años.

La exhibición también mostrará vestuario de Selena y fotos nunca antes vistas de la artista promocionando Coca-Cola.

 

#SelenaSmile #SelenaSaturday #SelenaRemembered #SiempreSelena

A post shared by Selena Quintanilla (@selenaqofficial) on