El príncipe George ya está cansado de ir a la escuela: así son los "tormentosos" días del hijo de William y Kate

El pequeño hijo de William y Kate Middleton ha tenido muchas emociones en sus primeros días de escuela

Hace apenas unas semanas que el pequeño príncipe George inició clases como todo un "niño grande". El hijo de cuatro años del príncipe William y Kate Middleton y heredero legítimo al trono, ahora asiste a clases con otros niños de su edad y que nada tienen que ver con la realeza. Sus compañeros incluso lo llaman George Cambridge (nada de príncipe George).

Un día típico para el joven príncipe lo verá participar en ballet, arte, teatro, música, francés y educación física, todas las materias enseñadas desde el primer día.

Sin embargo, el pequeño, aunque se mostró muy entusiasta los primeros días, parece que ya se dio cuenta que la escuela será parte de su rutina diaria por el resto de su vida. El propio príncipe William reveló que estaba sorprendido ante la actitud positiva de George y bromeaba diciendo que estaba esperando a que hiciera alguna pataleta por no ir.

Y es que todos y todas hicimos hasta lo imposible por no ir a la escuela en algún momento de nuestros tantos años de estudiantes, ¿o no?. ¿Será que alguna de estos privilegios del colegio Thomas's Battersea ya lo tienen harto?.

Almuerzo ganador

Pero lejos de ser un niño normal, el pequeño George tiene algo que todos quisiéramos tener, y no, no es la herencia ni la corona real sino una bandeja repleta de comida deliciosa y muy sofisticada a la hora del almuerzo.

Su menú de escolar incluye como ragout de cordero, empanada de pavo con verduras, costillas de cerdo a la barbacoa o ensalada de cuscús y quinoa. De postre, una tarta portuguesa de crema de huevo con fresas, mermelada al vapor con esponja de coco y nata orgánica, harina de avena cocida al horno y galleta de pasas con un batido de banana.

Otras opciones incluyen cerdo Strogonoff a la pimienta roja, tarta salada de pavo y jamón, chili con carne acompañado de rodajas de pollo y sopas del día o bruschetta de tomate y palta para comenzar. En Thomas's Battersea tampoco se olvidan del tentempié de media mañana. Los niños pueden tomarse un vaso de leche orgánica, acompañado de fruta fresca, de panes de frutas o queso.

Todos los días, el chef de la escuela (sí, chef), hace énfasis en la cocina saludable y cambia las opciones según la la temporada, ofreciendo almuerzos ligeros en los meses más cálidos y comidas más sanas en los meses más fríos. Así que nada de nuggets de pollo o frituras.

Una convivencia real

Eso sí, George también tiene que seguir ciertas reglas impuestas por la escuela y es que no puede tener un mejor amigo ya que si tiene una fiesta de cumpleaños o algo del estilo, no puede enviar invitaciones exclusivas a ciertas personas a menos de que todos los niños en la clase estén invitados. Y por supuesto, la condición de George no debe hacerlo el único privilegiado en los eventos de sus compañeros. Esto es algo que los príncipes ven positivo ya que consideran que es la mejor forma de que ninguno se sienta excluido. Otra regla es que los padres deben participar en las actividades de sus hijos así que William y Kate estarán sentados en las juntas de padres como cualquier otro.

 

https://www.instagram.com/p/BZOWoMEn5hO/?tagged=princegeorge