Este fue el trágico final del niño que protagonizó ‘It’, el clásico de terror de 1990

Jonathan Brandis se convirtió en un ídolo adolescente tras el éxito de 'It', pero terminó de una forma inesperada

Quizá a simple vista te cueste trabajo recordarlo pero te refrescaremos la memoria: Jonathan Brandis dio vida a Bill Denbrough, el líder del 'Club de los Perdedores' en la miniserie 'It: Eso' de 1990. También dio vida a Bastian Bux en la segunda entrega de 'La historia sin fin', también de 1990 y participó junto al legendario Chuck Norris, en Sidekicks, de 1992.

Una ídolo adolescente 

Brandis se convirtió en una sensación juvenil de los 90, con un físico encantador, un talento camaleónico y una prometedora carrera. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, esta comenzó a desmoronarse. Jonathan no era el típico ídolo adolescente. Claro, tenía unos deslumbrantes ojos azules y proyectaba un gran carisma, pero era claramente un poeta y tenía su propia manera de hacer las cosas.

Amaba acercarse a los fans por lo que tenía su propia columna de consejos en revistas para adolescentes, lo cual le dio una reputación positiva. Brandis evitaba cualquier tipo de escándalo y a diferencia de muchas estrellas del momento, se mantuvo alejado de la droga. Tuvo un romance con Tatyana Ali de 'El Príncipe de Bel-Air' y fue de las primeras estrellas en imponer orgullo con un romance interracial.

https://www.instagram.com/p/BZDbPexgzHV/?tagged=jonathanbrandis

La caída de una promesa

A finales de los 90 y principios de los 2000, la fama de Brandis se desvanecía y depositó su fe en proyectos que nadie recuerda. A pesar de ello, tuvo la oportunidad de actuar al lado de VBruce Willis y Colin Farrell en 'En defensa del honor'. Pero durante la edición, los realizadores redujeron al mínimo sus intervenciones, desatando una depresión en el joven, al grado que comenzó a beber y caer más y más.

Fue en 2003 que Jonathan Brandis decidió quitarse la vida; se ahorcó en su departamento de Los Ángeles y aunque fue encontrado con vida, murió en el Centro Médico Cedars-Sinai, a causa de las heridas que se provocó.

El suicidio puede pasar por la cabeza de prácticamente cualquier persona. Jonathan Brandis parecía tener la paz interior que pocos famosos tienen e incluso llegó a escribir en su columna de consejos sobre el suicidio. Jonathan aconsejó a los adolescentes que que siempre buscaran ayuda y que llamaran a la línea directa de prevención del suicidio. Por desgracia, terminó por tomar la dirección contraria.

https://www.instagram.com/p/BZChOTjHbG_/?tagged=jonathanbrandis