Esto es lo que el príncipe Harry jamás le perdonará a Lady Di

La princesa Diana era la madre perfecta, pero cometió errores

20 años han pasado desde la muerte de la princesa Diana. Y aunque siempre leemos o escuchamos que sus hijos, los príncipes William y Harry, la extrañan recuerdan con mucho amor, este último acaba de confesar que hay algo que jamás podrá perdonarle a su famosa madre.

Mientras miraba las fotografías familiares, el príncipe Harry reveló, con mucho humor, que la ropa que su madre elegía para vestirlos a él y a su hermano no siempre era bienvenida por ellos.

Me encantaría preguntarle al respecto hoy en día, porque sinceramente creo que ella obtenía alguna satisfacción en vestirnos a William y a mí en los más extravagantes trajes. Normalmente nos vestían de la misma manera a los dos: zapatos brillantes con hebilla. Las fotos me hacen reír y preguntarme cómo pudo hacernos eso”, dijo el menor de los hijos de la princesa Diana.

Harry también dejó saber cómo fue que él y William se 'revelaron' ante su madre para dejar de usar la ropa que ella les ponía:

Esto llegó hasta el momento en que William tuvo edad suficiente para decir que aquello era ridículo y preguntar por qué lo tenían que vestir como a su hermano menor. Y yo tuve que decir entonces que no iba a ser el único con aquel aspecto”, relató.

Pese a que la ropa era extravagante y no le gustaba, el príncipe Harry afirmó que: “Me gusta pensar que se divirtió vistiéndonos. Estoy totalmente seguro de que vestiré a mis hijos de la misma forma”.

 
 
 
 
 

Diana, la 'mejor mamá del mundo'

La forma en la que los vestía no es lo único que Harry y William recuerdan de Diana como madre.

Ella nos llenó de amor. Por supuesto, como hijo suyo, diré que ella fue la mejor mamá del mundo. Eso es lo que fue para William y para mí", admitió Harry.

Los príncipes contaron, en un documental 'Diana, Our Mother: Her Life and Legacy' realizado por el aniversario luctuoso de la princesa, que ella era como una niña traviesa cuando pasaba tiempo con ellos.

Nuestra madre era una niña en gran medida. Todo lo que escucho en mi cabeza al pensar en ella es una risa loca y el aspecto de pura felicidad en su rostro. Sean tan traviesos como quieran, pero no permitan que los descubran, solía decir", describió el príncipe menor.

Harry también dijo que ella trató de darles una vida tan normal como pudo mientras crecían.