El día que Lady Di se vistió de hombre para entrar en un bar gay

Lo hizo acompañada de Freddie Mercury

La princesa Diana sabía divertirse y para muestra el día en el que le pidió a Freddie Mercury la llevara a un bar gay para pasar un momento entre amigos. 

La revelación fue hecha por Cleo Rocos en el libro The Power of Positive Drinking, donde describe que el vocalista de Queen pasó un momento con Diana de Gales y el showman Kenny Everett, uno de los preferidos de la princesa. 

Este mismo libro afirma que Lady Di prometió tomarse solo una copa, acudir encubierta pues ese día estaba teniendo un momento travieso alejada de las estrictas reglas de la corona. 

“Dejemos que la chica se divierta”, fue la frase con la que Freddie aceptó llevar a la joven Diana a un lugar en el que nunca había estado. 

Para lograr esta travesía Diana eligió una chaqueta militar, lentes de sol y una gorra de cuero, que la hacían parecer un modelo masculino. 

El libro relata que Diana pasó desapercibida y que en el lugar pidió una cerveza y vino blanco, bebidas que una ves terminadas marcaron el fin de la travesía y la hora de su regreso a Kensington. 

Al día siguiente, Diana le regresó la ropa con una nota que decía: “¡Tenemos que repetir!”.