Diversión

Esta es la historia de desamor de Marjorie de Sousa con Julián Gil y la batalla que enfrentan

Los actores Marjorie de Sousa y Julián Gil se encuentran en medio de una batalla legal por la manutención y la paternidad de su hijo

Marjorie de Sousa y Julián Gil formaron a una de las parejas más prometedoras del espectáculo latino. Ambos dedicados a la actuación y conducción, iniciaron un romance que despertó la curiosidad de lo más escépticos.

Sin embargo, tras 10 meses juntos, la actriz venezolana de 36 años y el puertorriqueño de origen argentino de 46 dejaron en el aire un compromiso de matrimonio y a su hijo Matías, de apenas unos meses.

"Comenzamos a platicar más y un día me dijo que salieramos", reveló la actriz a People en Español sobrecómo comenzó su relación con Gil pues además, habían coincidido en dos proyectos: Amor comprado e Isla paraíso.

Una publicación compartida de Un Nuevo Día (@unnuevodia) el 9 de Jul de 2017 a la(s) 11:16 PDT

Pero tras el nacimiento de su hijo, las cosas se fueron poco a poco por la borda y los rumores de separación se hicieron más fuertes cuando el actor viajó a Japón, junto a sus otros dos hijos, Nicolle y Julián, pese al poco tiempo que había pasado del nacimiento de Matías. Poco después borró todas las fotos de Marjorie de sus redes sociales.

Durante una entrevista con El gordo y la flaca, Gil evitó hablar del estado de su relación y se limitó a decir que su amor por Marjorie seguía latente. “A Marjorie la amo como mujer, como compañera, la amo como la madre de mi hijo y siempre la amaré, ya que dejen de especular”, afirmó.

Sin embargo, la relación llegó a extremos aún más complicados pues la actriz demandó a Gil por un monto de manutención para ella y su bebé, que incluía una nana, un chófer y misceláneos (como sábanas, juguetes, pañales…), que en total suman más de 10 mil dólares.

Cuanta hermosura en una sola foto 😍💖😘😍 #matiasgildesousa #MarjorieDeSousa #ojosazules

A post shared by Rosybel 🍃🌸 (@sousaticarosy) on

Ahora, una nueva demanda abre un nuevo capítulo en la batalla jurídica que libran Julián Gil y Marjorie de Sousa por la manutención y visitas al pequeño Matías. De acuerdo con un reporte por el portal Univisión, Julián Gil presentó una demanda de nulidad de reconocimiento de paternidad que implica realizar una prueba de ADN al hijo de ambos, con la finalidad de determinar si este es el padre del bebé y así determinar si debe pagar por dicha manutención o al menos llegar a un acuerdo de descuento de porcentaje de la pensión.

Esto surgió a raíz de una serie de rumores sobre una posible infidelidad por parte de Marjorie de Sousa con el también actor, Gabriel Soto; sin embargo, han sido puras especulaciones que sólo entorpecen el proceso que llevan desde principios de año.