5 cosas que Kaley Cuoco hace bien, además de actuar, y que no conocías

La actriz debutó en televisión a los seis años de edad y desde entonces no ha parado.

Kaley Cuoco es sin duda es una de las actrices más importantes de la actualidad. Con apenas 31 años, ya es la actriz mejor pagada de la televisión estadounidense (gana la nada despreciable suma de 900 mil dólares por episodio). Su interpretación como 'Penny' en The Big Bang Theory le ha valido la fama mundial.

Pese a la fama, Kaley ha tratado de mantener la mayoría de las cosas de su vida en privado. Sin embargo, sus talentos son imposibles de ocultar, así que no lo ha logrado ese cometido al 100%. Aquí algunas cosas que la carismática chica rubia hace bien, además de actuar.

1. Cavalgar

El amor de Kaley por los caballos comenzó desde hace tiempo. Es tan buena cavalgando, lo hace desde los 15 años, que participa a menudo en competencias profesionales (aunque tiene que usar un alías para que los paparazzis no la descubran y arruinen sus presentaciones).

2. Jugar tenis

Antes de convertirse en la súper estrella de televisión que es actualmente, Kaley participaba en torneos junior de tenis constantemente. En el 2000 quedó en sexto lugar del National Open Championship en la categoría junior. Ahora, es un hobby que realiza en sus tiempos libres.

3. Cantar

El lado artístico de Kaley no termina con la actuación, ella también canta y toca la batería. Incluso grabó una versión de 'Somewhere on The Rainbow' para la Humane Society para apoyar a los animales sin hogar y abandonados (una causa que la ha apasionado durante años).

4. Doblaje

Uno de sus primeros contratos a largo plazo fue con Disney Channel. Kaley dobló la voz de 'Brandy Harrington' (una perra de raza mixta adolescente, de 14 años de edad), protagonista de la serie 'Brandy & Mr. Whiskers', de 2004 a 2006. También dio voz a 'Kirstee Smith', personaje de 'Bratz'.

5. Comprar

Kaley ha confesado más de una vez que es adicta a las compras. Ella considera que tiene un estupendo ojo para las gangas y se considera una buena compradora. Aunque no ha usado la mayoría de las cosas que tiene en su armario, ella disfruta con sólo saber que están ahí.