Anna Faris y Chris Pratt: no porque dos celebridades se divorcien el amor no existe

BASTA YA.

Ya, está bien: sabemos que cada vez que una de nuestras celebridades favoritas se divorcian nos ponemos tristes y estamos en todo nuestro derecho.

A post shared by Anna Faris (@annafaris) on

Hoy nos enteramos del divorcio de Anna Faris y Chris Pratt y los titulares y opiniones hablan casi del fin del mundo. Creo que sí, podemos ponernos tristes, decir que es una pena, pero tenemos que aterrizar: son humanos como nosotros.

No porque sean celebridades el amor tiene que durar para siempre, lo hemos comprobado millones y millones de veces y tal vez ellos mismos lo han intentado tanto que es decepcionante. Hay que estar con una persona porque quieres, no porque la sociedad te obliga.

Las relaciones no siempre duran para toda la vida y que creamos en el amor no debería depender de una pareja de Hollywood: no deberíamos idealizar a estas relaciones porque muchas veces tienen violencia, prácticas tóxicas o problemas normales de pareja que no conocemos.

Creamos en el amor porque nos hace sentido, no por dos actores que ni siquiera hemos visto en la vida real.