Marissa Tomei es mucho más que "la sexy tía" de el 'Hombre Araña'

La actriz interpreta una nueva versión de la tía May en la nueva película de Spiderman, pero su físico le ha causado conflicto

Por Karen Hernández

La primer entrega de la nueva saga del Hombre Araña (Spiderman), ha sido un rotundo éxito. Sin embargo, un personaje está llamando más la atención que el propio superhéroe: la Tía May. 

En los cómics, el personaje es una dulce mujer de unos 50 o 60 años, está casada con el Tío Ben y ambos se hacen cargo de Peter Parker, como una especie de padres adoptivos. Sin embargo, al morir este, ella se queda sola con su sobrino. Y no, no tiene idea de que él es el Hombre Araña. Han existido un sinfin de versiones de esta dulce mujer, sin embargo, nunca se le había visto tan joven y fresca como en la nueva versión, en manos de la actriz Marissa Tomei.

Imagen foto_00000015 

MÁS: "O me pagan como hombre o no acepto el papel": Charlize Theron lucha por la igualdad salarial

Las criticas no se hicieron de esperar y mientras que unos alegaban que era la peor versión y que no tenía que ver con la historia, otros sólo se habían fijado en su físico y lo afortunado que es Peter Parker por tener una tía tan sensual. 

Hace unos meses, Tomei habló de las implicaciones que ha tenido el personaje e insinuó que fueron los mismos cineastas quienes le dijeron que tenía que agregarle una conotación más sexual a su interpretación del personaje.

Una publicación compartida de Marisa Tomei (@marisatomei) el 9 de Jul de 2017 a la(s) 5:19 PDT

 

MÁS: "Te vas a casar, aprende a cocinar": la polémica campaña que enfureció a las redes

Ahora, en una nueva entrevista con Variety, Tomei habló de la presión que ha sentido y el conflicto que le ha ocasionado que todo el mundo se fije más en cómo se veía que en su actuación (típico). "No sé si Marvel lo dijo, pero mis agentes lo hicieron", dijo Tomei cuando le dijeron que realmente era una tía May "sexy".

Marissa ha intentado demostrar que es mucho más que eso y si querían una tía sexy, se las dio, pero inyectándole un estilo propio para que no cayera en "la atracción sexual" de la película. Para ella interpretar la versión de una mujer soltera más joven, llevada a circunstancias inesperadas en la vida como el cuidar de su sobrino huérfano, ha sido mucho más poderoso que el físico.

MÁS: Una publicación indigna a las redes por incitar a la violación en la pareja

Es un punto justo. Hay mucho más para la tía May de Tomei que la sensualidad, incluso si los personajes a su alrededor o el espectador no lo saben. Es extraña, graciosa y juega un rol de "mejor amigo" para Peter, alentándolo a ir a fiestas, enseñándole a bailar o a atar una corbata. Aunque claro, Tomei quería darle un giro más intelectual y altruista, de modo que le propuso al director convertir a May en una mujer activa de su comunidad, incluso como una abogada de interés público. Pero no pasó.

"La industria ha decidido que soy del tipo de tía ahora. ¿Es esta la forma en que se acabó para mí? En cualquier profesión, hay demasiado sexismo y eso no lo ves en los titulares. En este negocio, los números ciertamente no mienten cuando se ve los pocos papeles protagónicos que hay para las mujeres. Es un juego de números y si empiezas a agregar otros factores, incluyendo la edad y el físico, las probabilidades de conseguir una parte grande disminuyen", afirmó la actriz. "Ahora soy una actriz de reparto atrapada en un vórtice de papeles secundarios"