"Este es el típico caso de [una] cultura machista": Mimi Pabón

La modelo tildó de machista al cantante de música urbana que utilizó su nombre para efectos promocionales sin su autorización.

Por: Redacción de Nueva Mujer

La presentadora de televisión Miriam Ivette Pabón Carrión, mejor conocida en el ámbito artístico como Mimi Pabón, reaccionó a través de las redes sociales sobre la controversia que se sucitó entre ella y el reguetonero Lyan 'El Parabreal' a raíz del lanzamiento del tema musical Mimi.

 

Inicialmente, la canción llevó como título el nombre completo de la modelo (Mimi Pabón), el cual también se utilizó en las redes sociales para efectos promocionales junto a su imagen sin su consentimiento. Por esta razón, la también actriz le pidió al artista que desistiera de dicha práctica.

"Mi comunicación siempre fue única y directamente con 'el cantante', quien me dijo quitaría mi foto, no usaría más mi nombre y le cambiaría el título a la canción, pasando a llamarse por un corto tiempo Ella es", explicó Pabón Carrión.

 

Incluso, el artista le "ofreció desesperadamente el 100 por ciento de las ganancias y le dije que no". No obstante, "seguían usando mi nombre completo para promover el sencillo en cada publicación", aseguró Mimi, quien posteriormente amenazó con demandar.

"Podemos decir que este es el típico caso de [una] cultura machista, que cuando un hombre no obtiene lo que quiere, no le queda de otra que mentir, manipular la opinión pública y denigrar a una persona simplemente porque no obtuvo lo que quería y recibió un no de una mujer. Podemos decir, incluso, que tengo más caballerosidad que ellos que son dos 'varones', ya que nuestra comunicación de acuerdos fue privada y nunca tuve que publicar los [mensajes] del 'cantante' para hacerlos lucir mal", puntualizó la modelo.

 

Pabón Carrión añadió que "comprendo que muchos no entienden mi trabajo porque, para algunos, una mujer que publica fotos en traje de baño es alguien que renuncia a sus derechos y al respeto. Al igual que debe pasar con aquellos que son señalados como criminales por tener tatuajes, estoy acostumbrada ya a este tipo de pensamiento y por otra parte me he topado con más y más personas que saben diferenciar y reconocer que una cosa no tiene que ver con la otra y valoran mi trabajo y mi profesionalismo".