Aaron Carter, la decadencia de una estrella infantil y la pelea con su hermano, Nick Carter

El intérprete de I Want Candy fue arrestado y su hermano intentó defenderlo pero todo salió mal

Por Karen Hernández

Aaron Carter dejó de ser el "niño bonito" que cantaba I Want Candy para pasar a tener un registro criminal que ha invadido los tabloides. Carter fue arrestado en Georgia por conducir bajo influencia de sustancias y acusado de posesión de marihuana y otras drogas; supuestamente estaba alcoholizado. Su novia, Madison Parker, también estaba en el coche y fue arrestada junto a Carter.

MÁS: 11 celebridades que fueron tu 'crush' si creciste en los 90s y 00s (suspiro)

Nick Carter, Backstreet Boy y hermano mayor de Aaron, hizo su intervención en Twitter y a través de un mensaje, ofreció a ayudar al cantante después del arresto. "A mi hermano: Te amo sin importar qué y si sientes la necesidad de buscar ayuda, estoy aquí y estoy dispuesto a ayudarte a mejorar", expresó Nick.

 

 

Lejos de sentir alivio, el mensaje enfureció a Aaron ya que considera que se trata de una estrategia publicitaria de su hermano para beneficiar la imagen pública que compromete a los Backstreet, pues actualmente la boyband se encuentra ofreciendo una serie de conciertos en Las Vegas.

Aaron respondió con un largo tweet en el que explicó que tiene una licencia de marihuana medicinal por "su ansiedad", y añadió "si mi propia sangre (Nick) realmente se preocupa por mi bienestar, ¿Por qué no me llamó directamente para tener una conversación en vez de hacerlo por un foro público?", contestó Aaron. "Gracias a todos por sus oraciones y buenos deseos. Pido perdón a todos mis fans. La verdad saldrá, lean mis declaraciones aquí", escribió.

A post shared by @taylorhansonfan_brianfan on Jul 17, 2017 at 4:27pm PDT

 

MÁS: Después de ver estas fotos, querrás buscar al ñoño que molestabas en la escuela

En primer lugar, ¿qué es lo que hace que estas celebridades se sientan como si fueran invencibles y que pueden pasar sobre la ley por su condición de famosos? Conducir bajo la influencia es totalmente estúpido y egoísta, puede que tu no sufras daños, ¿pero los demás?

En segunda, ¿cuál es la necesidad de hacer el apoyo algo público? Todos estaremos de acuerdo con los mensajes de aliento pero hacerlos a través de las redes sociales, definitivamente pueden tomarse como una forma de aprovecharse de la situación para verse benevolente y caritativo.

MÁS: Cinco celebridades que tuvieron problemas con la ley y terminaron en prisión

El lunes por la mañana Aaron reapareció en redes con publicaciones donde afirma que se mantendrá alejado de "chismes y difamación". "Alejate del chisme y la difamación. Habla sólo de lo bueno de los demás e inspira a que los demás hagan lo mismo", escribió.

 

 

Pero siendo realistas, a diferencia de Nick, Aaron no logró ser más que una "promesa del pop", hoy luce delgado, avejentado y sin éxitos por delante, su decadencia dejó de importar. Pese a eso, abre una vez más la conversación en torno a los famosos que son arrestados por posesión de drogas y por conducir en estado de ebriedad. Carter está en el grupo de Britney, Justin Bieber y Lindsay, con la diferencia de que todos han hecho el esfuerzo (o no) por no perder a sus seguidores y salir de ese ciclo vicioso.

En entrevista con ET, Aaron rompió en llando al hablar sobre lo ocurrido y aseguró que todo fue un malentendido pues "alguien dijo que conducía imprudentemente en la carretera". "Había una falla en mi auto, así que fui a AutoZone (una especie de taller) para ver si podían hacer algo al respecto", explica Carter. "Ni siquiera bebo alcohol", añadió, explicando que tiene una condición médica que le impide hacerlo. Sin embargo, admite que ocasionalmente bebe un sorbo de cerveza.

Los padres de Aaron siempre hicieron todo para catapultarlo a la fama y llegó a ser telonero de Los Backstreet Boys, Britney Spears y hasta Michael Jackson para posteriormente formar parte de una que otra producción Disney Channel y Nickelodeon.  Pero no, Aaron parece no figurar más en la vida de Nick, ni en la de los fans.