Salma Hayek se convirtió en la paparazzi estrella de Selena Gomez y The Weeknd

La actriz estuvo rodeada de celebridades y no perdió la oportunidad de captarlos en momentos inéditos

Por Redacción Nueva Mujer

Salma Hayek se ha posicionado como una de las celebridades latinas más importantes a nivel mundial y su carisma y personalidad tan auténtica y divertida, la han llevado a socializar con lo más in del espectáculo.

Por eso, durante la gala del MET, celebrada hace unos meses en Nueva York, Estados Unidos, la actriz aprovechó el momento para tomar video del lugar y ser toda una paparazzi profesional.

MÁS: ¿Campanas de boda para Selena Gomez y The Weeknd?

Salma publicó un clip en su cuenta de Instagram donde se ven varias figuras conocidas, como Selena Gomez quien estaba compartiendo un momento de coqueteo con su novio, Abel Makkonen, The Weeknd. El video sin duda captó un momento inédito de la pareja pues fue su primer aparición juntos en un evento público que se convirtió en uno de los romances más asediados del espectáculo. 

 

Una publicación compartida de Hype af (@malefashionstudio) el 14 de Jul de 2017 a la(s) 12:58 PDT

MÁS: "Haría lo que fuera por ser una buena influencia para esta generación": Selena Gomez

Sin embargo, Selena y Abel no fueron los únicos que captaron la atención de Salma y sus seguidores pues junto a ellos, había otras dos figuras que no paraban de bailar al ritmo de Katy Perry, quien cantaba en el escenario.

"Además de Selena Gomez y The Weeknd, adivinen quienes son los bailarines en este video que tome cuando #katyperry canto en el metball 💃🏽#tbt", escribió la actriz.

MÁS: 7 veces que Salma Hayek nos impactó con su estilo y belleza latina

Se trata de James Corden y Anna Wintour, la diosa de la moda y editora en jefa de Vogue Estados Unidos y quien de manera sorpresiva dejó claro que sabe bailar y divertirse.

La reina de Vogue de 67 años de edad, es conocida por su personalidad fría y seria pero aquella noche soltó su personaje estoico para moverse al ritmo de 'Teenage Dream' de Katy Perry.