Kim Kardashian ya contrató un vientre sustituto para su bebé y estas fueron las condiciones

Kim estaba dispuesta a someterse a cualquier tratamiento pero eso significaba poner en riesgo su vida así que lo mejor fue buscar un vientre sustituto.

Por Karen Hernández

Kim Kardashian y Kanye West están en busca de otro bebé sin embargo, la hermana más polémica de las Kardashian estaba advertida de que no podría tener un tercer embarazo debido a las complicaciones que tuvo con los dos anteriores.

"No hay nada que quisiera más que expandir mi familia y saber que tengo este hogar seguro. Si por alguna razón dejo este mundo antes de lo esperado, mis hijos tendrán todo el apoyo en casa aún si yo no estoy presente", confesó Kim durante el reality show Keeping Up With The Kardashians.

       DESCUBRE MÁS

 

Con North, Kim presentó placenta accreta (la placenta se adhiere con fuerza al útero) por lo que corría el riesgo de tener un aborto o sangrados vaginales y con Saint tuvo que someterse a un tratamiento y tres operaciones para reparar su útero. A pesar de que el bebé se desarrolló bien, durante el parto sufrió preeclampsia (presión arterial elevada al extremo) lo cual puso en riesgo la vida de ambos.

La socialité estaba dispuesta a someterse a más operaciones para reparar su útero pero al final era demasiado riesgoso y optó por recurrir a la gestación subrogada (con un útero sustituto) y tras meses de planeación, una fuente cercana a la pareja confirmó para la revista People que ya tenían un vientre contratado para cargar al bebé.

De acuerdo con reportes de TMZ, el acuerdo costará a la pareja un aproximado de $113, 850 dólares y puede aumentar dependiendo de las condiciones del embarazo.

La mujer encargada de esta tarea recibirá una suma de 45 mil dólares en diez plazos como compensación por sus servicios y de presentarse más de un bebé, los Kardashian-West pagarán por cada uno esa cantidad. Tras el nacimiento del pequeño, desembolsarán 5 mil dólares adicionales para la madre subrogada. 

Si llegase a presentarse alguna complicación durante el embarazo o el parto, los gastos de cudiado estarán cubiertos y la gestante podría recibir una indemnización de 4 mil dólares. Por supuesto la mujer también deberá seguir las estrictas normas de no fumar, beber o tomar drogas, así como tampoco podrá darse baños en agua caliente, tomar cafeína, comer pescado crudo o exponerse a arena de gato.

La identidad de la gestante no ha sido revelada sin embargo, muchos nombres salieron a la luz durante el proceso, incluyendo a su madre Kris Jenner y sus hermnas Kourtney y Khloé Kardashian, quienes se ofrecieron a ser la sustituta de Kim. Evidentemente por la edad (61 años), Kris no podía ser sustituta y Khloé tampoco logró ser candidata debido a los problemas de infertilidad que presenta. 

Lo cierto es que Kimye quería alguien que estuviera fuera de la familia, como su amiga Chrissy Teigen, esposa de John Legend  quien dijo estaría feliz de prestar su vientre. "Realmente disfruté el proceso del embarazo así que sí, en un abrir y cerrar de ojos lo haría", afirmó Teigen para Access Hollywood. Pero claro, no hay nada confirmado así que habrá que esperar a que la pareja confirme o que el canal E! lance una nueva temporada de Keeping Up… con el proceso de este embarazo.

 

 TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES

30 fotos que muestran la dramática transformación de la cara de Kim KardashianImagen foto_00000001