La frustración de Jessica Chastain detrás de su romántica boda

"Cada vez que veo las fotos recuerdo la insensibilidad de ese momento"

Por Karen Hernández

La actriz nominada al Oscar, Jessica Chastain se casó con el empresario de moda italiano, Gian Luca Passi de Preposulo,  en una boda de ensueño al mero estilo veneciano en un poblado cerca de Venecia. 

Entre los invitados se encontraban Anne Hathaway y su marido Adam Shulman, Emily Blunt y hasta Al Pacino. El diseñador Christian Louboutin y la influencer de moda italiana, Bianca Brandolini también estuvieron presentes.

Pero para Chastain, lo que debió ser el mejor día de su vida, terminó por convertirse en una pesadilla gracias a los paparazzi que acecharon el lugar.

        DESCUBRE MÁS

 

La pareja había solicitado una boda lo más privado posible sin embargo, los paparazzi no perdonan y lograron "introducirse" a la boda vía aérea. Con ayuda de drones, los paparazzi capturaron cada momento de la ceremonia desde el cielo.

Las fotos de la boda comenzaron a circular por Internet pero para sorpresa de la actriz, se puede observar que la mayoría de los asistentes estaban más ocupados observando a los intrusos en vez de a los novios. Muchos se observan con expresiones de desconcierto y molestia, lo cual rompió el momento de la actriz pues ella quería que sólo hubieran sonrisas y buenos pensamientos durante su casamiento.

A través de un mensaje en Twitter, Chastain agradeció a sus fans por las felicitaciones pero pidió que no compartiera ni divulgaran fotos del evento debido a la forma en la que fueron tomadas. "Gracias por todos sus dulces comentarios sobre mi boda. Los amo y fue un día hermoso pero voy a pedirles que por favor dejen de compartir las fotos", escribió.

Posteriormente, la actriz compartió en otro post el malestar que le provocan las fotografías: "Cada vez que las veo recuerdo la insensibilidad de ese momento. Prometo que compartiré fotos con todos ustedes en el futuro, pero preferiría compartir fotos que celebren al amor, no la intrusión. Estaré fuera de las redes sociales por un par de semanas, mucho amor y felicidad para todos ustedes ".

 

Jessica no será la primera que se levante en contra de los paparazzis, pero es la prueba de que siempre serán una verdadera molestia para la mayoría de las celebridades. Muchos alegan que esa es la realidad de los que trabajan en la industria y que deben atenerse a ese tipo de situaciones, sin embargo, es un hecho que ella optó por trabajar en una industria donde se ve obligada a estar en el ojo público con fines promocionales NO para compartir su vida personal con todos.