La pelea de Taylor Swift con Katy Perry, explicada con manzanitas

Choose your fighter.

La medianoche del 9 de junio iba a ser una noche importante para Katy Perry: su álbum Witness sería liberado a esa hora y le pidió a sus fans incluso hacer una cuenta regresiva. No obstante, horas antes de este hecho, la cuenta oficial de fans de Taylor Swift informaba que el catálogo de la cantante sería resubido a Spotify a… medianoche.

¿Coincidencia? Las que llevamos siguiendo esta pelea de titanes, sabemos que no, teniendo en cuenta que Swift había retirado toda su música de los servicios de streaming el año 2014. Pero ¿De dónde viene esta pelea? ¿Fue una rivalidad desde siempre? ¿Lo sabes, pero quieres revivirlo?

Éramos tan felices

Cuando ambas cantantes saltaron a la fama e iban de a poco elevándose en el maravilloso mundo del pop, todo era felicidad y miel sobre hojuelas: se adulaban a sí mismas, se invitaban a sus fiestas e incluso compartieron escenario durante una presentación de Katy Perry el año 2010.

¿Qué pasó, entonces?

Las cosas dieron un giro dramático el año 2013, cuando Swift estaba en medio de la gira mundial del álbum Red y tres de sus bailarines de respaldo abandonaron la gira para ir a trabajar con Perry en su Prismatic Tour. Los bailarines aseguran que habían trabajado con Katy antes, y que cuando lanzó su nuevo álbum en medio de la gira de Swift, se acercó a ellos para preguntarles si les gustaría unirse a ella una vez más. “Estuvimos con Katy durante dos años y medio, ella es como familia para nosotros”, dijo Lockhart Brownlie, uno de los bailarines, en una entrevista. “De todos modos, no estábamos bailando de forma oficial en la gira de Taylor, así que me había aburrido un poco y realmente quería hacer una gira promocional”.

Bad Blood

Taylor Swift fue la primera en referirse a este conflicto. En una entrevista a Rolling Stone, la cantante habló de una “amiga” de la que no dijo nombre, pero que le había hecho algo horrible:  “Yo estaba como, ‘Oh, ahora somos enemigas directas.’ ¡Y ni siquiera se trataba de un chico! Tenía que ver con los negocios. Ella básicamente trató de sabotear toda mi gira mundial.” Más tarde, Taylor confirmó que su canción Bad Blood fue en realidad sobre este mismo némesis: “Solo quiero que la gente sepa que la canción no habla de un hombre”.

Un día después de que saliera esta entrevista, Katy respondió con un tweet críptico, homenajeando a la clásica de clásicas Mean Girls:

Nicki Minaj

Un año más tarde, en el marco de los VMA del año 2015, la cantante Nicki Minaj expresó su frustración a través de Twitter asegurando que si fuera un tipo diferente de artista, sus videos Anaconda y Feeling Myself habrían sido nominados en estas premiaciones, cosa que no sucedió. Además, en otro tuit, añadió que: “Si tu video celebra a mujeres con cuerpos muy delgados, serás nominado a video del año”. A Taylor le cayó el sayo, se lo puso y respondió a Minaj:

Y, por supuesto, Katy Perry salió al ataque, refiriéndose (otra vez, sin nombrar) a Swift como hipócrita, asegurando que encontraba irónico alardear sobre menoscabarse entre mujeres cuando eres una que “capitalizó para derribar a una”:

Calvin Harris

El año pasado, la ruptura de Taylor Swift con Calvin Harris dio muchísimo que hablar: no solo porque vimos a la cantante poco después con Tom Hiddleston, poco después se reveló que el hit This is what you came for había sido escrito por Taylor, pero que ambos habían decidido luego de componerla en conjunto cederla a Rihanna, pues creyeron que su relación podía opacar el tema. Finalmente, Swift tuvo los créditos por escribir la canción bajo el seudónimo Nils Sjoberg.

rs634x804160713102537634calvinharristweetstaylorswift071316660x650.jpg

En una serie de tuits, algunos borrados, Calvin Harris se refiere al conflicto asegurando que si Taylor está tan feliz con su nuevo novio debería preocuparse de eso, en vez de querer sepultarlo como lo hizo con Katy. A lo que, por supuesto, Katy Perry se refirió (otra vez) de una forma críptica y divertida:

¿Y ahora qué?

via GIPHY

Luego de la movida de Taylor Swift y de la ocupadísima agenda de Katy Perry tras el lanzamiento del álbum Witness, las entrevistas que ha dado esta última aseguran que ella ha visto de la luz de muchas formas y que hoy es una mujer correcta, pese a que las teorías apuntan a que la ácida canción Swish Swish es para Taylor. “Yo la perdono y le pido disculpas por cualquier cosa que haya hecho, y espero lo mismo de ella. Creo que en realidad es el momento. Hay peces más grandes que freír, y hay problemas reales en el mundo.”, dijo Perry.

A esperar el próximo capítulo, que ojalá lo protagonice, Swift, entonces.