Khloé Kardashian quiere ser madre sustituta del bebé Kim pero su cuerpo lo rechazaría

Las posibilidades de éxito para que Khloé se embarace son muy pobres

Por Karen Hernández

Hace unos meses nos enteramos que Kim Kardashian está empeñada con convertirse en madre por tercera ocasión pero debido a los problemas que tuvo con sus embarazos anteriores (placenta accreta, riesgo de aborto espontáneo y sangrados vaginales) sería muy riesgoso para su cuerpo tener otro e incluso podría llevarla a la muerte.

Las opciones que tenía era operarse el útero (corriendo riesgos de salud graves) o conseguir un vientre sustituto. Su hermana menor, Khloé, se ofreció a llevar al bebé sin embargo, en varias ocasiones se especuló que esta Kardashian tiene problemas de fertilidad. Esto nunca había sido confirmado, hasta ahora y de la manera más sorprendente. 

        DESCUBRE MÁS

 

 Resulta que durante una visita al médico para hablar sobre el tema, Khloé se sometió a un ultrasonido que dejó ver algo inesperado: tiene menos folículos en sus ovarios que la media de 32 años de edad (edad de Khloé), lo que significa que cuando ella intente quedar embarazada, podría tener dificultades para el desarrollo del feto pues corre el riesgo de no producirse o de ser rechazado por el cuerpo. Si no hay óvulos de buena calidad, las posibilidades de éxito son muy pobres. Conforme pasan los años, las mujeres pierden la capacidad de producir óvulos sanos y aunque es variado, generalemente ocurre a partir de los 30 años.

Es sabido que cuando estuvo casada con Lamar Odom, las cosas no fueron muy bien pues mientras intentaban formar una familia, las adicciones del ex deportista y las agresiones contra Khloé se convirtieron en el detonante de un largo y difícil proceso de separación.

Durante este tiempo se había dicho que Khloé había intentado quedar embarazada pero que todos los intentos fueron fallidos debido a su infertilidad sin embargo, la empresaria confesó que nada fue real. "Fingí intentarlo. Estaba casada, pero sabía que las circunstancias no eran las más saludables así que pretendí que lo estaba intentando", confesó durante la transmisión de KUWTK. "Tuve que parar porque había cosas mucho más profundas que estaban sucediendo en nuestro matrimonio. Sabía que no era la situación adecuada para tener un hijo y muchas veces me hizo verme como si yo fuera el problema".

En 2013 la socialité dijo que no tenía problemas de fertilidad sino que sólo necesitaba un tratamiento hormonal para regular su organismo. Posteriormente en 2015 confesó que Ki la había presionado para congelar sus óvulos y así poder tener un bebé en el futuro.

Sin duda la presión familiar de Khloé para tener hijos ha sido frustrante para la socialité y en diversas ocasiones dijo sentirse extraña porque su madre tuvo 6 hijos y sus hermanas se embarazaron rápidamente en cuanto se casaron.