Thiago, Bruno y Fabricio analizan Chile con ojos brasileños

Protagonizan por primera vez una campaña publicitaria, se reencontraron para recorrer el país bailando axé, y van a Brasil sólo de visita. Con más de QUINCE años en Chile entre idas y vueltas, su historia representa el sueño de los miles de inmigrantes que llegan cada día a nuestro país.

Por Erika Cabrera. Fotógrafo: Gonzalo Muñoz. Vestuario: About para Johnson.

Fabricio Vasconcelos (36) y Thiago Cunha (36) son ex "Porto Seguro", y Bruno Zaretti (30), ex "Axé Bahía". Este verano reaparecieron como los "Brazuk", proyecto en conjunto que los tiene recorriendo el país y bailando axé como en sus mejores tiempos. Pero lo primero es que son brasileros, llegaron a Chile hace dieciseis años, siendo todavía muy jóvenes y con la esperanza de conseguir éxito y hacerse reconocidos enseñándonos a bailar y mover el cuerpo con una serie de movimientos sensuales y contagiosos. No sólo lo consiguieron, sino que Chile los acogió y fue el trampolín para permanecer por más de 5 años años como verdaderas celebridades. Esa fama después se terminó, las historias de cada uno siguieron por diferentes rumbos, pero regresaron acá, al país que los acogió por primera vez. Por eso, aparte de hablar con ellos de moda y el hecho de ser por primera vez rostros de una campaña publicitaria, quisimos saber cómo es Chile con los extranjeros.

¿Somos generosos?
B: Por supuesto. Creo que a todos los inmigrantes que llegan, Chile les da una oportunidad, y con nosotros no fue diferente. Si bien nos costó mucho adaptarnos a la cultura, nunca sentimos ningún tipo de rechazo. Al contrario, nos recibieron súper bien, y creo que la buena onda que hay entre chilenos y brasileños es notoria.
F: Es que uno viene de otro país tratando de tener mejor suerte que en el suyo, pero no sabe con qué se va a encontrar. Sin embargo apenas llegué, y aunque no me conocía nadie, la gente fue muy amorosa y así lo siguen siendo hasta hoy.

¿Qué tanto los ha marcado Chile?
B: A mí me marcó en todo. Llegué cuando tenía sólo 16 años, entonces viví toda mi juventud y logré el éxito también a muy corta edad, entre otros hitos, subiendo a la Quinta Vergara con "Axé Bahía" a 18 años. Entonces, todo lo que tengo hoy, mi carrera, mi productora en México y mis negocios, han sido gracias a la oportunidad que me brindó este país. Aquí me siento en mi casa.
T: Yo igual. Cuando voy a Brasil estoy una semana y ya me quiero regresar. Incluso, hasta el año pasado estuve en Perú en dos programas, y aunque tuve la posibilidad de continuar, echaba de menos mi casa, en Chile, así es que volví.
F: Es que uno se va enamorando, y hoy no cambio Chile. Pero no por mi trabajo ni temas económicos, sino porque mi mujer es chilena, mis hijas son chilenas, nuestros amigos son chilenos y para mí todo gira acá. Ya soy más chileno que brasileño, y me encanta.

Y echaste raíces sólidas…
Absolutamente. Tengo una señora maravillosa y mis hijas, que son mi motor, entonces no tengo ninguna intención de volver a Brasil. Puedo ir de vacaciones a ver a mi familia, pero mi vida está aquí. Además, seguimos creciendo cada día con Club Fama. Ahora abrimos ahí mismo un parque con juegos infantiles. La verdad es que ha sido un acierto, es como nuestro tercer hijo, y es a lo que nos dedicamos día a día con Mariela. Aparte, cuando uno tiene a su lado una mujer que lo ayuda en todo, solamente puede ir creciendo.

Imagen foto_00000003

Y hablando de hijos, ¿no

 hay planes de más?
No es la intención. Estamos súper bien con las dos, Dominga (1 año 5 meses) y Josefina (7). Estamos fascinados con nuestras dos princesas y no necesitamos nada más, la verdad. Así que estamos con la fábrica cerrada.

¿Te sientes completo en el plano familiar?
Totalmente. Estoy feliz con mi señora, que es una mujer que me llena en todos los sentidos. Es mi amiga, mi amante, mi confidente, es una excelente madre, una mujer que admiro y que se me paran los pelos con solo mirarla. Después de nueve años junto a ella, la veo, la toco y me vuelvo loco. Es una cuestión de piel que tenemos, como si fuera la primera semana de conocernos, y es maravilloso. Ojalá eso no se acabe nunca.

¡Así de intenso!
Sí, y es la pura verdad. Si bien hemos tenido nuestros altos y bajos, con algunas peleas de por medio, jamás nos hemos distanciado ni hemos pensado en separarnos. Al contrario, nos llevamos increíble, trabajamos perfectamente y pasamos casi todo el día juntos. En realidad no tengo palabras para describir lo que sentimos.

En tu caso, Thiago, tras idas y vueltas lograste recomponer tu relación con Thati, la madre de tu hijo…
Estamos bien, juntos los tres aquí en Chile.

¿Sientes que influyó en esos vaivenes el ritmo de tu carrera?
Sí. Es muy difícil mantener algo estable, porque ella también es artista, bailarina, entonces se mueve en un mundo bastante parecido al mío, con muchos viajes de por medio y horarios de noche. Como te digo, es complicado, pero sí se puede. Por lo menos, nosotros lo estamos intentando y hasta ahora ha funcionado.

¿Más hijos?
¡No! No tenemos tiempo. Si con uno ya es difícil, imagínate con dos… Aunque quizás a futuro. Bueno, ella no quiere, pero yo por último busco una adopción.

¿Te gustaría adoptar?
Sí, me encantaría adoptar un niño. Pero más adelante, cuando tenga más tiempo y me encuentre totalmente estable. Sé que es un tema de a dos cuando se está en pareja, pero al menos yo estoy seguro de que me gustaría hacerlo. Espero algún día poder cumplir con eso.

Bruno, llegamos a ti. ¿Soltero?
Sí.

¿Crees que también te ha jugado en contra el ritmo de trabajo?
Bueno, todo el mundo sabe que mi última relación (con Vesta Lugg) se acabó justamente por la distancia. Entonces claro, no es fácil. Aunque uno trate de hacerse el tiempo para estar más presente, siempre digo que "el amor de lejos felices los cuatro". Es complicado mantener una relación a distancia, y más todavía cuando no dispones ni siquiera del fin de semana, porque yo viernes, sábado y domingo no existo.

Y ya que no fue por falta de amor, ¿posibilidades de volver?
Por ahora no, estoy soltero y bien. Tranquilo. Es que después de una relación larga como la que tuvimos creo que es bueno estar un tiempo solo. Ya veremos más adelante qué pasa, aunque los detalles prefiero guardarlos para nosotros dos. Lo importante es que entre ambos se mantiene la buena onda.

¿Te motiva ser padre en un futuro?
Por supuesto. Me muero por tener un hijo, y qué más quisiera yo que tenerlo con una mujer con la que voy a estar por el resto de mi vida. Esa es mi idea de la familia perfecta; mi esposa, mis hijos y mis mascotas, que por ahora son mis únicas guaguas.

Ya llegará tu momento…
Sí, claro. Estoy seguro de que va a llegar.Imagen foto_00000002

Trío imbatible

¿Cómo lo hacen para renovarse y acertar en cada apuesta?
F: Lo de "Brazuk" surgió a raíz de un evento en que nos juntamos y dijimos "¿por qué no montamos un grupo los tres hombres?". Empezó casi como una broma, pero terminó siendo una locura. Estuvimos en el matinal de Canal 13 durante la semana del Festival, y luego seguimos con presentaciones por todos los casinos y municipalidades del país. Incluso tenemos fechas ya cerradas para noviembre y diciembre, así que nos ha ido increíble.
T: Aunque es difícil conciliar los tiempos, porque también tenemos nuestros compromisos individuales, pero se puede.
B: Y para mí ha sido mágico este reencuentro, porque nunca me lo imaginé. Estuve cinco años en "Axé Bahía", después me fui 8 a México, y regresar a Chile después de tanto tiempo y retomar con los chiquillos, ha sido maravilloso.

¿Es más fácil trabajar entre amigos?
T: Sí. Es que tenemos todos la misma escuela, entonces ya sabemos cómo es el trabajo y lo disfrutamos al ciento por ciento.
F: Se podría decir que Bruno es el más nuevo, porque lo conocimos mejor este verano. Pero con Thiago somos amigos hace mucho tiempo, va a mi casa con su señora, su hijo es amigo de mi hija, entonces hay una relación profunda. Y ahora que viajamos casi todos los fines de semana juntos los tres me doy cuenta que me hacían falta unos partners. Soy de muy pocos amigos, pero viajar con amigos y trabajar con ellos es distinto. La energía es otra, es como un renacer, como que nos vuelven las ganas y esa inocencia de cuando llegamos a Chile y hacíamos los eventos realmente por placer. Todo eso renace cuando se trabaja en grupo, y el resultado ha sido muy gratificante.

¿Choques de ego?
B: El ego siempre va a existir en una agrupación, pero la madurez es la clave de todo. Si bien los tres nos solíamos ver como competencia, reencontrarnos más grandes, con las cosas claras y sin rivalidades estúpidas, hace que esto funcione. Y más allá de que cada uno tenga su mercado definido, lo fundamental es que tenemos los pies puestos en la tierra y pensamos dos veces antes de actuar. Agradezco la amistad de Thiago y Fabricio, porque todos tenemos defectos y virtudes, pero ellos así tal cual son un aporte en mi vida.
T: Al principio pensé que podían chocar los egos, pero la verdad es que nunca pasó, porque los tres somos bien ubicados y sabemos cuál es el rol y el espacio de cada uno. Sí, Fabricio tiene su carácter, Bruno es más tranquilito, y yo soy el que equilibra, pero el trabajo funciona. Es como que somos distintos unos de otros, pero juntos nos mezclamos bien y la relación fluye la raja.

¿Cómo y por qué se han mantenido vigentes tantos años?
T: Por varios factores. Uno, porque el axé, si bien ya no es un fenómeno, se sigue tocando en los carretes y la gente se sabe todas las canciones. Incluso niños de cinco años se saben las coreografías, que es lo que más me impresiona. En ese sentido la gente nos sigue, nos quiere, le gusta vernos, y también influye que entre los tres nos potenciamos. Uno jala al otro. O sea, normalmente cuando un lugar me llama a mí, al mes siguiente va a llamar a Fabricio y al subsiguiente a Bruno. O si pasa algo con Fabricio en televisión, en un rato vamos a estar los otros dos opinando, y así.

Debut publicitario
Están acostumbrados a robar suspiros entre el público femenino, pero digamos las cosas como son: normalmente aparecen con "lo justo" de ropa. Por eso nos llamó la atención verlos como protagonistas de la nueva campaña de la línea de sastrería About, de Johnson "A los tres nos gusta el buen vestir, así es que esta campaña nos calzó perfecto", reconocen frente a este nuevo desafío. Antes participaron con marcas más pequeñas, "pero para una tienda de esta envergadura en Chile es la primera vez", cuenta Fabricio.
T: La idea nos pareció buenísima.
B: Normalmente la gente está acostumbrada a vernos sin polera y con poca ropa, ¡en esta ocasión quisieron vestirnos como todos unos gentleman!

¿Se sienten cómodos?
T: Se siente rico. No lo uso normalmente, pero me gusta cuando me toca trabajar en eventos formales y me tengo que poner un traje. Es que cambia la postura, y me veo más alto incluso.
B: Para qué miento, me siento un poco empaquetado, pocas veces me visto así. Pero por lo mismo es interesante y súper novedoso tener que cuidar la camisa, la medida de la chaqueta, la base del pantalón. Poner atención a esos detalles ha sido un aprendizaje.
F: ¡Y ojo que tampoco es simple! O sea, desvestirnos es fácil, pero lo complejo es vestirnos. Es que ponerse un terno y verse bien para mí es un tema. Para mi matrimonio tuve que bajar casi diez kilos, porque aunque lo mandara a hacer no había traje que me quedara bien. Es que en general a los deportistas o a los hombres que practicamos pesas no nos quedan muy bien los trajes, o te queda apretado de los brazos o no te cierra el cuello de la camisa, como me pasaba a mí.

¿Amantes de la moda? ¿O sólo curiosos?

T: Más bien me dejo llevar. Me gusta vestirme bien, pero me inclino más por los colores que combinan conmigo que por lo que dicta la moda. En ese sentido no soy muy esclavo. Simplemente quiero ser yo.
B: Creo que Vesta me inculcó mucho el sentido de la moda. Siempre fui muy casual, de jeans y polera toda mi vida, pero al momento de estar con una mujer como ella, obviamente que influye. O sea, no me siento dentro del mundo fashion, pero sí me gusta cuidarme y tener un estilo moderno con un poquito de onda.

¿Les gustaría seguir incursionando en publicidad?
F: De hecho hay algunas cosas que estamos negociando con otras marcas. Todavía no podemos adelantar nada, pero puedo asegurar que se vienen más sorpresas.

Así fue el backstage de la sesión de fotos de Thiago y Bruno