Chile

Camila Recabarren da detalles del fin de su relación: no puedo obligar a alguien que me quiera"

La ex Miss Chile habló en el matinal donde trabaja de los motivos que llevaron su relación al fin.

Una de las parejas más queridas nacidas en un reality llegó a su fin. La dupla conformada por Camila Recabarren y Joaquín Mendez, apodados “Joamila”, terminó su relación de más de un año de amor y convivencia.

La noche del jueves ambos escribieron emotivas palabras para cada cual en Instagram, sin entrar en detalles. Sin embargo, la joven ahondó en los motivos cuando fue consultada en el matinal donde trabaja “Hola Chile”. 

“Nosotros con Joaquín terminamos hace bastante tiempo, no sé cuánto, un par de meses quizás. No lo hacíamos público, no por seguir con el show, sino que por darnos la oportunidad de romper con la rutina, de separar las piezas y ver si nos extrañábamos, para ver si volvía a nacer esa llama, ese fuego”, explicó.

Buena semana chic@s !!!! 🍃🌳 llegue Muerta de La Serena jajaja pero lo pase súper con mis cabros 🐳

Una publicación compartida de 🐾 CAMILA RECABARREN (@camilarecabarrenoficial) el 17 de Abr de 2017 a la(s) 6:26 PDT

Pese a los intentos, la idea de volver fracasó por completo, según contó Camila, por falta de amo.  “Para estar en una relación tiene que haber amor, pero amor intenso y fuerte”.

Eso, sumado a las diferencias en las formas de expresar sus sentimientos, terminó por separarlos definitivamente. “No podíamos seguir con eso. Yo soy muy madura,y Joaquin es una persona muy para adentro, no habla de sus sentimientos”, reveló y confesó que incluso nunca se dijeron ‘Te amo’. “Yo como mujer (no sé si es machista lo que voy a decir) esperaba que él lo dijera primero, y nunca pasó eso”, agregó.

Estamos ok en nuestro canal YouTube en 3,2,1…. 🤤 jajaja #Joamila 💜

Una publicación compartida de 🐾 CAMILA RECABARREN (@camilarecabarrenoficial) el 19 de Mar de 2017 a la(s) 2:15 PDT

Y terminó diciendo que Joaquín le había manifestado su temor de comenzar un camino en familia, algo que ella no podía aceptar. “El término era necesario porque no existía ese amor y ¿qué le estaba mostrando a mi hija? Yo me valoro mucho, y no voy a luchar contra la corriente, y no puedo obligar a alguien que me quiera”, finalizó.