Tras años de abuso, esta Spice Girl denunció el infierno que vivió en su matrimonio

La estrella británica, Mel B, se encuentra en un proceso de divorcio con Stephen Belafonte por abuso y violencia. "Tenía mucho miedo"

Por Karen Hernández

Mel B ha sido una de las Spice Girls más popular desde el lanzamiento del grupo y gracias a que es la única que sigue activa dentro de la escena musical y televisiva, conserva un séquito de fans que la apoyan. 

Sin embargo, la vida privada de Mel B nunca estuvo tan cerca del ojo público como ahora ya que dio a conocer una serie de denuncias que acusan a su ex marido, Stephen Belafonte, de abuso y matrato. De acuerdo con el portal TMZ, los abogados de la cantante impusieron una orden de restricción contra Belafonte para que no se acerque a ella o a sus tres hijos.

        DESCUBRE MÁS

 

A finales del mes pasado, la ex Spice dio a conocer que se divorciaba de Belafonte por "diferencias irreconciliables" aunque la situación ya estaba mal entre ambos desde hace diez años.

Mel reveló que en 2007, después de quedar en segundo lugar en el programa Dancing With the Stars, Belafonte la agredió tomándola del cuello con ambas manos. Así mismo, cuando la cantante se unió al jurado de Factor X, en 2012, su entonces marido le dio un puñetazo en la cara tras grabar un segmento con el cantante Usher. Dicha agresión se repitió después de que abriera la ceremonia de los Juegos Olímpicos junto al resto del grupo.

Pero el martirio de Mel B no sólo se trataba de agresiones físicas sino de manipulación, engaños y abusos por parte de Belafonte. De acuerdo con los informes del portal, el productor había amenazdo a la cantante con cintas de sus encuentros íntimos además de que también la obligaba a perticipar en orgías con otras mujeres. En su declaración, Mel B afirmó que el hombre la golpeaba y amenazaba de muerte cada vez que lograba algo en su carrera. "Tenía mucho miedo. Amenazó con aplicar toda la violencia posible y en destruir mi carrera y quitarme a mis hijos", declaró.

La cantante también dijo que su ex pareja había embarazado a la niñera y que quería que la mujer mantuviera al bebé para "vivir los tres juntos". Belafonte terminó por obligar a la mujer a abortar pero utilizó el dinero de Mel B para pagarle el procedimiento.

Por supuesto como ocurre en la mayoría de los casos de violencia doméstica, cuando los amigos o familiares de la cantante lo querían denunciar a las autoridades, esta les pedía que no lo hicieran porque temía lo que le pudiera pasar después.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram