Kim Kardashian podría someterse a una riesgosa operación para poder embarazarse de nuevo

Los anteriores embarazos de Kim dejaron su útero destruido, sin embargo está dispuesta a darle un nuevo hermanito a sus hijos.

Por Karen Hernández

La hermana más famosa de las Kardashian nunca ha sido tímida al revelar su situación personal y familiar. La socialité ha pasado momentos muy difíciles, especialmente con las de las complicaciones que ha experimentado para poder ser madre.  

DESCUBRE MÁS 

 

Para lograr los embarazos de sus dos hijos, North y Saint, Kim atravesó muchas dificultades. Con North presentó placenta accreta (adhiere con demasiada profundidad y muy firmemente al útero), con lo que corría el riesgo de tener un aborto o sangrados vaginales.

 

Para el embarazo de Saint, la socialité recurrió a un tratamiento de fecundación in vitro y a tres operaciones de útero para repararlo y que el bebé pudiera desarrollarse. Este embarazo lo calificó como lo peor de su vida, no por Saint sino por los malestares y las complicaciones de salud que se manifestaron. Cabe mencionar que sufrió preeclampsia (presión arterial elevada al extremo) por segunda vez durante el parto.

 

Ahora la polémica Kardashian encendió una alerta en los medios al declarar en su show, "Keeping Up Withe The Kardashians" que está deseosa por volver a embarazarse, aún cuando los médicos le advirtieron que otro embarazo podría poner en riesgo su vida.

Al parecer, los planes de Kim Kardashian por ampliar su familia y "darle un hermano a sus hijos" van muy en serio pues hace unos días reveló que está dispuesta a someterse a una cirugía para poder concebir de nuevo. "Tengo que internarme para que me reparen el útero porque estoy decidida a tener un bebé más", anunció la Kardashian. "Tengo que hacerme una cirugía en mi útero para reparar este agujero, así que necesitan limpiar esto y luego hay tejido de cicatriz", dijo. 

En una ocasión, Kim se planteó recurrir a la gestación subrogada (con un útero sustituto) sin embargo, parece estar haciendo caso omiso a los médicos y a la preocupación de su familia. Cualquiera pensaría que se trata de un episodio digno del reality show de estas polémicas hermanas sin embargo, de ocurrir, Kim no sólo pondría en riesgo su vida, sino la del bebé y por supuesto que terminaría por afectar a los dos hijos que ya tiene con Kanye West.

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram