Vesta Lugg sobre su imagen: "No me siento representada con ningún estilo"

Quiere lanzar un segundo disco, consolidar su carrera en Estados Unidos y complementarlo con trabajo en Chile, donde se siente muy cómoda. Sobre las críticas a su aspecto y looks, simple. Para Vesta no existe un solo patrón a seguir.

Por: Carolina Palma Fuentealba. Fotografías: Patricio Roldán.
Makeup: M.A.C. Estilismo: Esteban Pomar.

"Es impactante lo grave que es la gente. A mí en todas las galas del Festival, por ejemplo, me critican, para bien o mal. Uno sabe que a eso vas, a que hablen de ti. Personalmente me lo tomo como una misión: cambiar las reglas del juego. Primero porque no todas las mujeres tenemos que vestirnos igual para vernos bien, y segundo para mostrar a las nuevas generaciones que se puede ser distinta sin dejar de sentirse bonita. No hay que seguir el patrón para estar en lo correcto". Así responde Vesta Lugg (21) cuando le preguntamos sobre las críticas a su vestuario en cuanta gala o evento participa.

DESCUBRE MÁS

 

Es realmente única. Aún joven, durante la entrevista demuestra que, sin embargo, es sumamente madura y segura de lo que quiere el resto de su vida. Está viviendo en Atlanta, Estados Unidos, junto con su padre-manager (descontando el paréntesis Festival de Viña, que la tuvo varios días en Chile), porque su agencia está allá y en esa ciudad hay muchas posibilidades para su carrera de actriz. Gracias a sus trabajos –que comenzaron cuando sólo tenía 7 años– además de miles de seguidores en redes sociales, obtuvo una visa de trabajo por tres años. "Estamos partiendo en Estados Unidos, no conocemos a nadie, en la misma industria no conozco a nadie tampoco, y se trabaja de forma distinta. No es una competencia más dura, sino que es más. Por lo mismo, es importante ser segura de tí misma, de tu talento y cualidades". Vesta no es diferente porque quiera ser diferente, sino que la vida la moldeó de esa forma, y eso se refleja aquí, en Atlanta o en la China.

Imagen foto_00000002

En redes sociales y prensa siempre te vemos de un lado para otro, ¡qué envidia!
He moldeado mi vida en base a mi personalidad. Muchos me preguntan cómo soy capaz de no tener nada constante, pero una de las principales razones por la cual me gusta viajar es porque no quiero amarrarme a nada.

A veces eres súper categórica cuando te describes, pero uno va cambiando en la vida, ¿no crees?
Sí, es verdad. Aunque tengo la postura de no verme casada o con hijos, y muchos me dicen ´pero tienes sólo 21 años´. Creo que esa es una forma de la sociedad de categorizarte. Todas mis amigas que son de mi edad, si les preguntas, todas quieren tener hijos y casarse. Es curioso cómo se justifica mi respuesta con mi edad, cuando yo lo veo ligada a mis necesidades y metas.

¿Cómo se formaron esas metas?
Es que en mi casa me crié en una cultura norteamericana, y fuera de mi casa me crié en una cultura latina. Nunca me he sentido identificada con una específica, ni con un tipo de persona. Y eso se ve en mi forma de vestir, porque no me siento representada con ningún estilo. Si lo ves de forma superficial, lo reflejo en mi ropa. También por dónde decido sentar cabeza, por cuánto tiempo estoy en ese lugar, o en mi vida amorosa, lamentablemente. Lo único constante en mi vida es mi familia, mi roca y responsable de lo que soy hoy; y mis amigos, que son contados con una mano.

¿Eres de pocos amigos? Imaginaba lo contrario.
Hay una diferencia entre compañeros de trabajo, conocidos y amigos. Le puedes preguntar a cualquier equipo en el que he estado, porque me llevo increíble con todos. Disfruto mucho trabajar, y me aseguro que sea agradable trabajar conmigo. Muchas niñas jóvenes entran a la televisión pero se vuelven impacientes, alegonas, sensibles. La tele te predispone a eso. Y sí, tengo muchos conocidos. Uno comete errores cuando piensa que los conocidos o compañeros son amigos. Aunque a veces pasa que el compañero de trabajo se convierte en amigo, como la Fran (García-Huidobro).Imagen foto_00000003

Tanto ella como Raquel Calderón son power. ¿Te gusta esa característica en tus amistades?
Es que las admiro a ambas. La chilena es muy mala para piropear, y a mí no me da miedo piropear a mis amigas, no me da miedo decir que son secas en lo que hacen, que soy su fan. Esta industria está llena de gente que quiere tirar para abajo a la persona del lado. En cambio, yo soy de crianza norteamericana, respetuosa, fría, pero donde se piensa que mientras más sube el otro, más sube uno. Personalmente me rodeo de mujeres fuertes, con opiniones propias, sensibles. Parte por mi mamá también, que me ha entregado todo lo que sé.

"SOY SÚPER CHILENA, MÁS DE LO QUE LA GENTE PIENSA"

¿Eres buena amiga?
Sí, buena amiga. Muy leal, respetuosa, la sicóloga de todas. Es que soy más fría e intento ver la situación de la forma más racional posible. Así ataco los problemas.

¿Tus problemas amorosos los ves así también?
Sí, lamentablemente sí. Soy muy leal, respetuosa, pero cuando me siento traicionada, quiero que estén lo más rápido posible fuera de mi vida.

Se hizo pública tu relación con el brasileño Bruno Zaretti. ¿Te arrepentiste de mostrarlo en tu canal de YouTube, por ejemplo?
No me gusta hablar de mi vida amorosa, pero es muy difícil cuando uno es público en tantos aspectos, que no se filtren ciertos patrones de la relación. Lo que se dio con Bruno pasó porque tenía que pasar. Fue una relación linda, y duró lo que tenía que durar.

¿Volverías a hacer pública una relación?
Es una consecuencia de lo que hacemos. Intentamos mantenerlo privado lo más posible. En el momento que se mete la prensa y opina la gente, la relación empieza a cambiar, se ve afectada por factores externos.

Cambiando de tema. ¿Te consideras una fashion blogger?
La gente se confunde. No soy fashion blogger. No tengo blog de moda. No soy fashionista ni fashion nada. Me gusta vestirme de esta forma y ha generado interés, nada más.

¿Cuáles son los errores de las fashion blogger chilenas?
Quizás que asocian las marcas de lujo al éxito. Una cosa no tiene nada que ver con la otra. Personalmente, no trabajo con ninguna marca de lujo. Eso no quita que cuando cierro alguna campaña potente y siento que merezco un regaloneo, invierta en una buena cartera o zapatos.Imagen foto_00000001

La sociedad influye, también.
Claro, la sociedad impone. Es lo mismo que pasa con el perro de raza. Creo que muchos chilenos asocian el perro de raza al éxito, a tener buen estatus en la sociedad. Fui criada con la idea que todos los perros son iguales. Mi mamá ha recogido más de 25 perros de la calle, y a 20 les encontró casa y los otros se quedaron con nosotros.

¡Muy bien! Te sientes lejana entonces a lo que "la sociedad dice…"
Me siento súper honesta. La gente me ve en el canal de YouTube levantarme en pijama, sin maquillaje; en persona me ven vestida distinta. Yo me siento cómoda al momento de difundir mi contenido en todas las plataformas digitales.

Ahora vives en Atlanta. ¿Te quieres potenciar como actriz o cantante?
Quiero partir por la actuación. Actuación porque eso estudié y me siento cómoda. Una cosa a la vez. Las cosas hay que hacerlas bien.

¿Y el canto?
Lo sigo haciendo siempre. Acabo de lanzar dos canciones, una con Kevin Vásquez, mi productor musical. "Que no sepa más nadie", es reggetonera y a la gente le encantó, es un estilo súper distinto al mío. También "Turn off the lights" tuvo éxito en Spotify. Les gustó la canción, aunque sea en inglés. Estamos súper contentos.

¿Harás más canciones latinas como la que hiciste con Kevin?
Sí, puede ser. Con Kevin trabajamos de una forma muy particular. Entro al estudio, y en seis horas tenemos la canción hecha. Nos entendemos muy bien. Cada vez que me pasa algo lo llamo para ver si tiene hora en su estudio, y me dice que vaya desde las 11 de la noche hasta las 4 de la mañana. Es que Kevin no duerme. Ahí le cuento que conocí a tal persona, que me hizo esto y necesito descargarme, y así han salido las canciones últimamente.

¿Tienes metas a corto plazo?
Me gustaría lanzar el segundo disco, tener un proyecto en Estados Unidos, pero no dejaré de venir a Santiago. Chile es mi casa. Soy súper chilena, más de lo que la gente piensa…

¿Qué amas de este país?
Cuando vengo a Chile me siento protegida, cálida. Chile es igual a familia, están la mayoría de mis amigos. Me crié aquí. Cuando me preguntan en Estados Unidos de dónde soy, no digo que soy canadiense, sino que chilena.