Diversión

Miley Cyrus y Liam Hemsworth, la historia de amor que no es un cuento de hadas

Parecen tan diferentes, pero su amor los ha mantenido unidos

Por Andrea Sánchez

¿Vieron la postal navideña de la familia de Miley? Si se la pedieron, déjenme describírselas. Está la familia de ella, posando para la foto, con sus personalidades extrovertidas, está el patriarca, Billy Ray, con su gran melena y sonrisa cautivadora, Miley sin maquillaje y con un atuendo relajado, pero no por eso menos vistoso. En una esquina, como parte de la familia, aparece Liam, quien parece el chico bueno y ‘normal’, con una sonrisa encantadora.

Miley y Liam, Liam y Miley, forman una de las parejas jóvenes más sólidas de Hollywood, sí, es cierto, han tenido que enfrentarse a algunos problemas, pero eso no aminora el amor que sienten y no dejan de demostrarse desde que están juntos de nuevo. Es un amor real, un amor como el que tú o yo podríamos tener. Ella tiene una personalidad rebelde, él parece el chico bueno que cualquier madre desea para su hija.

Su historia no es reciente, no se reduce al anillo de compromiso que él le entregó a ella. Se conocieron hace ya bastantes años, mientras rodaban ‘The last song’ el amor surgió, la relación de la película dio un salto a la vida real, no fue miel sobre hojuelas, ser la chica Disney del momento y uno de los galanes más cotizados trajo consigo algunas rencillas.

Se comprometieron en 2012, la pareja perfecta (y muy joven) había decido dar ese gran paso: el matrimonio. Todo parecía marchar a la perfección hasta que, un año más tarde terminaron su relación. Como buenos millenials, la pareja dejó de seguirse en redes sociales, qué más queríamos saber, ya no compartirían más likes.

DESCUBRE MÁS:

 

A él se le vio salir con varias chicas, entre ellas la mexicana Eiza González. Ella se volvió más polémica, parecía harta de ser la chica perfecta de Disney y se cortó el cabello, hizo videos con alto contenido sexual y el mundo pensó que Liam no haba soportado ‘las locuras’ de su amada y por eso la había dejado. Los motivos de aquella separación sólo ellos los saben.

En 2015 dieron una grata sorpresa, se les vio juntos en Australia y los rumores de una reconciliación comenzaron a sonar en medios internacionales. Los paparazzis los asechaban, todo mundo quería una imagen exclusiva de la nueva pareja del momento, lo que hizo que en más de una ocasión el actor le hiciera alguna grosería a los fotógrafos que los asediaban y no dejaban en paz.

Las imágenes y referencias de uno y del otro en redes sociales no se hicieron esperar, llegó el día en el que Miley se fotografiaba con la mascota del actor, él por su parte apoyaba la fundación de su novia incentivando la donación. Un día, ambos empezaron a estar más activos en las cuentas del otro.

Miley fue vista con un anillo de compromiso, él fue portada en GQ Australia y ahí dejó entre ver que sí, la relación volvía a tomar tintes de seriedad y que estaba muy enamorado. Ellen DeGeneres fue la encargada de que la cantante de pop confirmara lo que ya todos sabíamos. DeGeneres la cuestionó: ¿Hay una foto en la que un anillo de compromiso llama nuestra atención? ¿Lo estás usando ahora mismo? A lo que Miley respondió: “Lo estoy usando”. Confirmando así que está comprometida con Liam, pues es el mismo anillo que el actor le entregó en 2012.

Miley bromeó sobre los ostentoso del anillo, dijo que habría preferido tener algo de fantasía, algo que reflejara más de su personalidad. Así, en su cumpleaños 24, el actor le dio un anillo que ella pudiera llevar siempre, una sortija que parece de fantasía, que tiene piedras de colores. También le dio flores, globos y la promesa de un amor que perdurará.

Estas navidades las han pasado al lado de la familia de Liam, las fotos no cesan, dan muestra del mágico momento por el que atraviesa la relación, que si bien dista mucho de ser perfecta, es una de nuestras preferidas pues muestra a dos jóvenes enamorados. A dos personas reales compartiendo las locuras el otro con el otro.