Historias que no sabías del origen del intercambio de regalos en Navidad

Hay diferentes historias para explicar el origen de los regalos de Navidad. Las culturas más antiguas del mundo tienen su protagonismo.

Escuchar que la Navidad ha tomado un sentido más comercial por la entrega de regalos se ha convertido en un cliché. Pero apostamos a que si recibes un obsequio en esta época te sentirás muy contento, al igual que en la fecha de tu cumpleaños.

Pero te has preguntado ¿cómo nace esta tradición de dar regalos en la época navideña? Varias historias se han contado al respecto y algunos historiadores cuentan que el origen del intercambio de regalos se remonta a la antigua Roma, donde antes de que se celebrara la Navidad, se llevaba a cabo la fiesta de Saturnalia, entre el 17 y el 24 de diciembre.

DESCUBRE MÁS:

 

Durante esos días se honraba a Saturno, dios del grano, y a la agricultura, con grandes banquetes e intercambio de regalos. Se dice que la tradición de entregar un regalo a las personas queridas en Navidad tiene su origen en esta fiesta romana, aunque algunos relacionan los regalos con los obsequios de los Reyes Magos a Jesús con el el oro, el incienso y la mirra que llevaron al portal de Belén.

Así mismo se narra que la tradición de hacer regalos viene de las culturas más antiguas. Griegos y romanos hacían regalos como parte del agasajo con que recibían a los huéspedes, y que tenía como último objetivo alejar a los malos espíritus. Tanto la literatura clásica griega como la romana recogen en sus obras la transición de este tipo de regalo a un obsequio que forma parte de un deber o de un ritual con carácter religioso o social.

Las ocasiones más habituales para hacer regalos eran las celebraciones de cumpleaños. Los niños griegos recibían sortijas talladas en algún metal, amuletos de diversa forma y pequeños ramos de flores, cita un estudio de la Universidad de Barcelona.

Por ejemplo, cada inicio de año, en Roma se obsequiaban moneditas de latón que predecían una buena fortuna para quién las recibía.

La costumbre de regalar el día de Navidad, con regalos traídos por Santa Claus o Papá Noel, podría tener su origen en el siglo IV, en la región de Licia (actualmente Turquía), vivía un joven llamado Nicolás,que quedo huérfano siendo pequeño y heredó una gran fortuna,que repartió entre los más enfermos y desamparados. A los 19 se convirtió en sacerdote.

Se cuentan varias anécdotas sobre él, entre ellas, una que trata sobre un empobrecido padre que no contaba con la dote necesaria para que sus tres hijas se casaran, lo cual las condenaba a la prostitución.

Para salvarlas de una vida de pecado, Nicolás decidió obsequiar con una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se dice que para lograrlo, él entraba a la casa por una ventana, sin que nadie se diera cuenta, y colocaba la bolsa de oro dentro de los calcetines de las jovencitas. También se le atribuye el milagro de haber devuelto a la vida a tres niños que habían muerto, por los cuales intercedió a través de sus oraciones.

 Imagen foto_00000002

Al morir, el obispo alcanzó la condición de santo, convirtiéndose así en San Nicolás de Bari, y su popularidad se extendió por toda Europa. Desde ahi la tradicion de "dar" regalos aunque se ha mezclado con la fecha de navidad, lo que es incorrecto ya que los europeos en realidad festejan el dia del santo el 6 de diciembre,tradicion que con el tiempo llevaron a norteamerica donde se deformo.

Regalar chocolates también tiene su origen cuando los religiosos lo hacían por varias generaciones destacando su fabricación como es el caso de la Orden de la Trapa. Los chocolates se regalaban a la spersonas que los protegían y ayudaban.

Pero la Reina de Inglaterra también impulsó esta tradición cuando inició la entrega de latas de chocolate a los soldados en Navidad y Fin de año.