Reik nos habló colaboración con el reggaetonero Nicky Jam

El grupo mexicano nos sorprende con su disco Des/Amor, que incluye baladas románticas y también ritmos latinos, como su colaboración con el reggaetonero Nicky Jam. Conversamos con estos tres artistas, cada día más maduros y, por qué no decirlo, guapos.

Por: Carolina Palma Fuentelba. Fotografías: Gonzalo Muñoz F.

La banda mexicana Reik lleva más de 12 años de carrera. ¡Qué rápido pasa el tiempo! Jesús Navarro (voz principal), Julio Ramírez (guitarra acústica y coros) y Gilberto “Bibi” Marín (guitarra eléctrica) nos han regalado cinco álbumes y canciones clásicas del pop latino, como “Noviembre Sin Ti”, “Me Duele Amarte”, “Creo en ti” y ahora, “Ya me enteré”.
Atención fanáticas, el 2017 podremos disfrutar de un concierto mucho más potente. “El formato cambiará, verán más elementos, una pantalla gigante detrás. Estamos apostando por el contenido visual y por hacer videos más fuertes, con un mensaje más contundente. No queremos decirle a la gente en quién creer, sino que todo lo contrario: dar un mensaje de apertura. Todos somos iguales, y los valores principales en la sociedad deben ser el respeto y la tolerancia. Aprendamos a celebrarlos en vez de dejar que nos dividan”, explica Jesús.

Ya no se consideran “el grupo del momento” o “la sensación del pop”, por eso les parece que deben entregar opinión sobre diversos temas. “Crecimos en una ciudad pequeña, de familias conservadoras, pero nos hicimos adultos en lugares donde hay todo tipo de gustos, preferencias, colores, sabores, religiones, etcétera. Es interesante cómo eso te alimenta, y te permite crecer. Si podemos llevar eso a una persona que no saldrá de una ciudad pequeña, es emocionante pensar que puedes marcar una diferencia”, agrega el vocalista.

DESCUBRE MÁS:

 

Vinieron a Chile a promocionar su último disco, Des/Amor, que contiene baladas y temas más urbanos. ¿Por qué tardaron cinco años para lanzar una nueva producción? Simplemente se dio. La gira anterior se extendió por tres años con gran éxito, y luego tardaron dos más en terminar el disco. “Aprendimos que las cosas salen mejor cuando se hacen con calma”, asegura Julio.

¿Cuál es su relación con Chile? Supimos que tuviste una novia chilena hace años…
Julio: No tuve una novia, era una amiga. Sí me encantaba, pero era mala idea por la distancia. A raíz de eso se convirtió en muy amiga nuestra. Tanto ella como sus primos o tíos van a nuestros conciertos. Los del sello Sony también son nuestros amigos, incluso los que no trabajan ahí ahora. Tenemos muchos fans también. Gilberto siempre dice que en un mundo paralelo viviría aquí.
Jesus: Nos gusta mucho Chile. Sentimos que la gente es cordial, educada, tienen educación cívica, conocen la historia del país como en ningún lugar. Es como el Estados Unidos de Latinoamérica.

La verdad: ¿Cuesta mucho que tres personas logren coincidir en los temas que quieren para un disco?
Jesús: No siempre coincidimos, pero tenemos una democracia, una manera de cooperar bastante trabajada porque llevamos 12 años juntos. Tiene que ver con que hay respeto y admiración entre nosotros. No ha sido difícil encontrar un punto donde todos estemos conformes. Ninguno de los tres se enoja si no se sale con la suya. Si quiero algo apasionadamente, le digo a mis compañeros que así es. Si ellos de todas maneras no están de acuerdo conmigo, no me cuesta soltar la idea si tienen argumentos buenos. Confío en sus opiniones, porque son talentosos, inteligentes.
Julio: No siempre estuvimos en armonía, pero nunca hubo alguien que se impusiera sobre los demás. Siempre ha estado claro que somos un equipo, nunca hemos permitido que uno se sienta más que los otros. También ayuda que somos tres, un número impar. Todos vemos el valor de las aportes de los demás.

¿Existe una evolución en la letra, en el sonido, con Des/Amor?
Gilberto: El sonido evolucionó mucho. Es el mejor disco que tenemos, y lo pude saber porque ayer escuché el anterior, y la calidad es otra. El último era increíble, pero aturdía un poquito desde el punto de vista técnico, aunque es un disco que nos fascinó de todas formas. Sus letras eran más rebuscadas, un disco más complejo. Este trabajo tiene letras directas, como si estuvieras hablando con tu pareja. Otra cosa “padre” de este disco es que, aprendiendo del pasado, en vez de hacerlo todo conceptual, decidimos hacer 6 canciones, baladas lindas para las enamorados, y otras cinco divertidas, con reggae, folk, rock de los cincuenta, electrónica… Es un disco muy variado.

Tienen una colaboración con Nicky Jam. ¿Cuál es su relación con el reggaetón y por qué optaron por cantar con él?
Julio: Hay muchas razones. Por un lado, nuestros managers nos hicieron la propuesta porque Nicky empezó a trabajar con ellos. Lo habíamos escuchado este último año, porque suena mucho en México y está en los primeros lugares en muchos países. Siempre hemos estado abiertos a salir de nuestra zona de confort, de retarnos, de hacer cosas nuevas. Esa es la intención cuando hacemos un disco. Nos juntamos con Nicky en su estudio, no teníamos idea clara de qué teníamos que hacer, pero la conexión fue tal que en pocas horas teníamos una canción hecha y el sonido nos pareció muy preciso. Suena tal cual una canción para sonar así, y no una modificación.

Está de moda que cantantes pop colaboren con grupos de reggaetón, como Ricky Martín, Enrique Iglesias, Shakira. ¿Se viene más en esta materia?
Julio: Definitivamente colaboraríamos más, siempre y cuando exista una empatía en las letras. Él habla del amor y desamor, era fan de nosotros antes, y eso genera buena empatía. He estado escuchando el disco de J Balvin, y me falta oír el de Maluma. La fusión de urbano con pop funciona muy bien. Enrique Iglesias es un buen ejemplo.

Gilberto es padre y Julio lo será pronto. ¿Cambia la dinámica grupal?
Gilberto: Simplemente los intereses y preocupaciones cambian. La paternidad es un cambio radical en la vida, de cualquier forma, y es una amplificación en la personalidad de cada quien. Ahora mis preferencias son pasar mayor tiempo en casa, no desperdiciar tiempo en traslados.
Julio: Nos hemos ido de viaje y lo vivo igual que hace 12 años, pero pasa lo que dices tú. Antes salíamos más, unas copitas lunes y martes. Ahora estamos conscientes que nos cansamos más, y que desvelarse produce mal humor. El contexto de las reuniones cambia. Nosotros nos juntamos, fomentamos nuestra amistad. Antes de venir era el día del Padre, y la pasamos juntos. Ahora hay niños de por medio. Está cool. Normalmente nos juntamos Jesús y yo, porque Gilberto no sale mucho de fiesta.

Imagen foto_00000001Ahora Jesús quedó solo…
Jesús: Sí, voy a ser el tío solterón.
Julio:  ¡Me matas el día que deje de salir contigo y con los amigos!
Jesús: La verdad es que no salimos mucho como antes. La gira se adapta a las necesidades. Tal vez ahora hacemos dos días largos de promoción en vez de cuatro más tranquilos. Si ellos quieren ver a su familia a mí no me molesta para nada.

En el video “Ya me enteré” usan una pareja gay. ¿Cómo se tomaron esta propuesta?
Jesús: Queremos contar una historia bien contada. Por eso no somos los protagonistas del video y aparecemos por segundos. Eso para que se contara la historia de la letra. Había muchas viñetas y en algunas salían dos chicas y nos encantó la idea. Nos pareció súper cool. Supongo que es un buen momento para darle visibilidad a estas formas de amor, especialmente en Latinoamérica. Somos una banda que no vive del escándalo, no es controversial, y es justo el enfoque que le damos. Simplemente es una presentación del amor como hay un montón. Quienes no lo vean así, es momento que abran su mente.

 

te recomendamos EN IMÁGENES:

Imagen foto_00000001