El lado oscuro y poco mágico de Walt Disney

Una de sus biografías no autorizadas, retrata a un hombre duro que nada tenía que ver con la magia de sus personajes.

Por Andrea Sánchez

Walt Disney es uno de los referentes de la industria de los dibujos animados. Sin él, los personajes que vemos y conocemos no serían tal y como son. Es un hombre amado por muchos y criticado por otros, el legado que dejó en al cultura lo volvió inmortal.

Peter Stephan Jungk, publicó hace algunos años una biografía no autorizada del padre de Mickey Mouse en el que retrata a un hombre duro. Según relató en el lanzamiento de su libro en España "Walt Disney nunca dibujó ni uno solo de sus personajes. ¡Ni uno! Lo hacían los cientos de personas que trabajan para él (todo hombres, por cierto, las mujeres sólo coloreaban). A pesar de esto, él logró un imperio gracias a una sola cosa: su inspiración. Sin esa inspiración, Disney no hubiera existido". Según relata en el libro, Disney odiaba a los comunistas, a los hippies y prohibía a sus empleados llevar barba.

También señala que era racista y tenía una especial odio hacia las personas negras. Relata que los cuervos en la película Dumbo hacen referencia a los afroamericanos del sur de Estados Unidos. De hecho, Jim Crow, como nombró al líder de los cuervos, era la forma en la que popularmente los afroamericanos del sur eran conocidos.

A diferencia de lo que muchos piensan, no fue Walt es que diseñó a Mickey, fue Ub Iwerks, su primer socio y virtuoso animador, a quien no quizo cederle los derechos de la caricatura y se adueño de él.

En el libro Walt Disney: el príncipe negro de Hollywood, señalan que Walt Disney participaba activamente con el FBI denunciando a militantes comunistas debido a su orientación política de extrema derecha.

Aquí puedes leer fragmentos del libro.

DESCUBRE MÁS:

TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES:

 Imagen foto_0000001520161204213803_captura_de_pantalla_20161204_a_las_19.png