Adele confesó que no le gustó ser madre y que sufrió una fuerte depresión

La intérprete de "Someone Like You" habló sobre la depresión que tuvo después de dar a luz a su hijo Angelo.

Por Karen Hernández

Todos sabemos que Adele expresa su pesar mediante sus canciones, especialmente cuando de decepciones amorosas se trata, sin embargo, nunca se había expresado como ahora de su vida personal, específicamente sobre lo que vivió con su embarazo. 

       DESCUBRE MÁS

 

El embarazo es quizá una de las etapas más añoradas por algunas mujeres, sin embargo, este puede traer muchas molestias debido a los cambios que sufre el cuerpo y la mente, Aunque muchas de las molestias ocurren después de dar a luz con la temida depresión post-parto.

Tal fue el caso de Adele, quien pasó un trago amargo, después de haber tenido a su primer hijo, en 2012, justo cuando se encontraba en el auge de su carrera gracias a su primer disco "21".

La británica confesó que es propensa a sufrir depresión y que el embarazo fue una situación que no le vino nada bien. "Tuve una depresión muy fuerte que me asustó", confesó para Vanity Fair. "Te preocupa pensar que quizá no estás haciendo un buen trabajo (…) Estaba obsesionada con mi hijo, sentía que no lo estaba haciendo bien y que había tomado la peor decisión de mi vida". 

Y es que, de acuerdo con The National Institute of Mental Health, la depresión postparto es consecuencia de una combinación de factores físicos y emocionales, ya que después de dar a luz, los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona) en las mujeres bajan rápidamente, provocando alteraciones químicas en el cerebro que provocan cambios en el estado de ánimo. 

Su hijo Angelo ahora tiene cuatro años y es fruto de su relación con Simon Konecki. A pesar de que ama a su hijo, la cantante afirma que no hay día en que le gustaría tener "dos minutos para hacer lo que ella quiera". En su momento, Konecki le había sugerido ir a terapia con otras madres que pasaban lo mismo, sin embargo Adele se negó rotundamente ya que no estar escuchando sobre lo mismo una y otra vez.

Las madres que caen en la depresión posparto suelen experimentar sentimientos de ansiedad, cansancio y tristeza extrema. Aunque todas somos propensas a padecerla, aquellas que tienen antecedentes de depresión o transtornos bipolares, así como problemas de adicciones son las que resultan más propensas a sufrir depresión postparto. Para tratarla, lo más recomendable es acudir al médico de confianza y nunca automedicarse.

Adele es propensa a sufrir depresión, y llegó a pensear que el embarazo había sido "la peor decisión de su vida". Sin embargo, la cantante logró sobreponerse tras un breve periodo alejada de los medios y del tumulto, incluso de su adicción al cigarro y al alcohol pues "tener una resaca con un niño es una tortura".

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram

Síguenos en Twitter