Benjamín Vicuña habla sobre “2091” la serie futurista de FOX

Conversamos con el actor chileno sobre la experiencia de encarnar a un gamer, la colaboración con el equipo panamericano y claro, sobre los desafíos que la tecnología les ha presentado a lo largo de las grabaciones de esta, la primera serie de ciencia ficción Latinoamericana .

Benjamín Vicuña es uno de los protagonistas de la nueva serie original de FOX “2091” donde interpreta a Lodi un gamer fanático de los videojuegos que está dispuesto ha todo por coronarse como el mejor el más capo de todos los tiempos.

“2091”, dirigida por el colombiano Felipe Martínez (“Cumbia Ninja”), y el mexicano Álvaro Curiel, se desarrolla en un futuro cercano -del que la serie toma su nombre- donde el comportamiento de la humanidad ha llevado los recursos del planeta a un punto de agotamiento extremo y sus habitantes se ven obligados a buscar alternativas para asegurar su supervivencia. Compuesta por 13 episodios de una hora, esta serie tiene su estreno en Latinoamérica previsto para mediados de este mes.

Sin duda, no podemos dejar de sentirnos atraídos por este proyecto, ya que es el primero de su género que se realiza en Latinoamérica y además cuenta con un elenco de alto nivel, como el chileno Vicuña, los colombianos Manolo Cardona, Angie Cepeda, los mexicanos Christopher Von Uckermann  y Cristina Rodlo, entre otros.

“2091” se estrena el próximo martes 18 de octubre a las 22 horas por las pantallas de FOX.

Conversamos con el actor chileno en una conferencia de prensa vía telefónica, sobre la experiencia de encarnar a un gamer, la colaboración con el equipo panamericano y claro, sobre los desafíos que la tecnología les ha presentado a lo largo de las grabaciones de esta serie de ciencia ficción.

-¿En qué te inspiraste para el desarrollo de tu personaje? ¿Hay alguna serie, película o libro de ciencia ficción que hayas tomado para crear a Lodi?

El formato y la producción es una idea muy potente y estamos todos muy ilusionados porque es la primera serie de ciencia ficción en Latinoamérica. Obviamente, es un desafío y un riego. Es una serie ambientada en el año 2091, creo que tiene cierta relación con”Her” y más antiguo, así ochentero que a uno se le cae un poco el carnet, recuerdo cosas como Terminator, en general series o películas que especulan con un futuro próximo y, en ese sentido, en esta serie se especula con un futuro devastador con la escasez de recursos naturales y el individualismo que día a día va creciendo y en ese contexto se instalan estos 7 gamers.

-¿Cuál fue el mayor desafío que tuviste que enfrentar durante la producción?

Como actor fue el límite y la capacidad de juego, ya que el 70% de la producción se trata de cosas que no vemos, es un acto de fe. Poder jugar, divertirse e imaginar y, en ese sentido, es loco. Cómo sería estar en esta época, cómo sería con mis pares, con el entorno, cómo se relacionaría alguien en este futuro. Lo interesante es que finalmente los personajes igual se mueven, y sobreviven , por es el amor y la pasión por la vida. Es ese el desafío, dialogar con la tecnología, con el imaginario.

-Cuéntame de tu personaje.

Es un gamer -que lo vemos en el primer capítulo- pero no puedo revelar mucho por un tema de producción. Es un tipo que va a jugar, rompe todos los códigos de reglas, lo sancionan y tiene una condena. Pero luego viene algo más.

2091ep01132660x650.jpg

-¿Cómo fue la experiencia de los videojuegos y ser un gamer?

Es un mundo que yo desconozco, más que nada he aprendido por mis hijos, y veo como lo viven con mucha pasión. Lo que plantea “2091” es que un videojuego puede transformarse en algo más, un juego de sobrevivencia.

-Por ser una serie de ciencia ficción, ¿cómo ha sido la experiencia ya que trabajas con efectos especiales?

Hay que trabajar con cosas que uno no ve, ni puede tocar. El 70% de la serie se complementa en post producción. Se trata de una capacidad de fe y juego, y como tenemos poca experiencia es todo un desafío. Armar un elenco regional y jugársela por eso, es riesgo. Queremos darle alas a los realizadores también, experimentar diferentes géneros.  La tecnología es principalmente el escenario y la plataforma. El actor se mete en la historia y estamos conformes con lo que estamos haciendo.

-Tus experiencias han sido más dramáticas y ahora pasas a ser un gamer. ¿Cómo sientes este cambio?

Vengo de un drama romántico y luego una comedia para entrar en esto es muy potente y el elenco increíble. Es una serie de alta calidad. Como actor lo agradezco, poder conocer diferentes formas de trabajo y compartir con los compañeros. Me hace pensar cómo nos vemos como sociedad con esto de dejar de sentir…

2091ep01124660x650.jpg

-Respecto de las nuevas tecnologías, ¿tuviste que aprender a usar algún equipo o algo que nunca antes habías probado…algún Gadget por ejemplo?

Así como en prófugos, por ejemplo, el tercer protagonista era el paisaje, en esta serie la tecnología es un verdadero protagonista y todos los actores tuvimos que convivir y compartir con ella y dialogar, es difícil ya que tuvimos que abordar una realidad que uno desconoce y, como decía, es una exacerbación de lo que conocemos hoy…es jugar, es tener fe.  En el fondo es que lo que los creadores plantean, el soporte y el argumento tengan coherencia con nuestra actuación. Pero básicamente el trabajo se hizo en torno a un fondo verde y arnés porque los personajes cuando juegan algunos flotan. Hay que dialogar con ciertos elementos que no están físicamente, incluso hay algunos que están dibujados para guiarnos.

-¿De qué se trata como tal el juego?

Lodi es un tipo que no tiene problemas con la sobrevivencia, pero este juego es una obsesión básicamente individualista de ser el mejor, para destacar. Lo que él no sabe es que está jugando también con la vida, y eso es una proyección futurista de los juegos que hoy podemos ver.

-¿Cómo este jugador que interpretas participa en este juego, usa un joystick o algo sí?

Hay una especie de joystick que va puesto en el antebrazo y también hay una simulación virtual donde los personajes se meten en una cápsula. Es la exacerbación de la tecnología que nosotros conocemos.