Bridget Jones ha dejado de ser 'curvy' por esta razón

Para la tercera entrega de esta película la actriz Renée Zellweger no tuvo que subir de peso para interpretar este papel.

Por Andrea Sánchez

La tercera entrega de Bridget Jones está cada vez más cerca. En esta ocasión veremos a la británica enfrentarse a la llegada de un bebé y nievos líos amorosos. Hay algo que llamó la atención de los seguidores de estas películas y es el hecho de que Briget luce esbelta y no regordeta como ya nos tenía acostumbrados. No quiere decir que la rubia se rindió ante la presiones de la industria, simplemente el objetivo es enviar otro mensaje.

Para la directora Sharon Maguire en esta entrega no era necesario ver a Bridget con unos kilos extra porque querían transmitir que a pesar de ser delgada y alcanzar su peso ideal, el personaje no había alcanzado la felicidad. Recuerda cómo en las primera películas se había obsesionado con las calorías y relacionaba el peso con el éxito en sus relaciones. 

DESCUBRE MÁS:

 

Según lo publicado por el sitio The Telegraph, "Sharon quería que mostráramos que Bridget había logrado alcanzar su peso ideal y, al mismo tiempo, que eso no había conseguido que su vida fuera perfecta. Yo no estaba muy segura sobre eso, porque todos tenemos cosas que creemos que están mal, que necesitamos arreglar, y que en nuestras mentes representan el ideal de lo que debemos alcanzar. Y me gusta la idea de que esa sensación nos acompaña durante toda nuestra vida".

Esperemos a que sea 16 de septiembre para saber qué sucederá con nuestra soltera preferida.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO:

Y EN IMÁGENES: