Irina Shayk se desnuda para GQ y confiesa que quería ser hombre

La modelo rusa protagonizará la portada de GQ Italia de septiembre donde derrochará sensualidad.

Por Viviana Ortiz

Irina Shayk deleita a todos sus fanáticos con un nuevo desnudo, la modelo posó como Dios la trajo al mundo para la Revista GQ de Italia. En las fotografías en blanco y negro, la novia del actor Bradley Cooper exhibe toda su sensualidad. La modelo estuvo bajo las órdenes del fotógrafo Mario Sorrenti, quien logró capturar la belleza natural que la caracteriza. Además de la sesión fotográfica Irina concedió una entrevista, realizada por Riccardo Tisci, director creativo de la marca Givenchy.

En la sesión de preguntas y respuestas Irina recordó su infancia con sus padres y su hermana en la pequeña ciudad de Yemanzhelinsk. "Tengo sólo buenos recuerdos" , afirmó Shayk.

#IrinaShayk @gqitalia @irinashayk @smrichardson1 @akkishirakawa @rosemarieswift @heiko_keinath #MarioSorrenti

Una foto publicada por mario_sorrenti (@mario_sorrenti) el 21 de Ago de 2016 a la(s) 3:54 PDT

 

DESCUBRE MÁS:

Además, contó que no soñaba con modelar y que de niña odiaba los vestidos de color rosa y flores que le hacía poner su madre. Asistió a una escuela de música y a los 19 años descubrió su pasión por las pasarelas de casualidad.

Su vida cambió cuando acompañó a su hermana Tatiana a un casting de una agencia de modelos y su belleza no pasó desapercibida. Aunque sus primeras experiencias en el mundo de la moda no fueron tan gratas, "nunca había viajado en avión hasta los 19 años. Cuando llegué a París por primera vez tenía 20 años, y nada que ponerme ni que comer. Recuerdo que me sentía muy avergonzada delante de otras modelos por cómo iba vestida", recordó Irina.

@gqitalia @mario_sorrenti @riccardotisci17 @heiko_keinath @smrichardson1 #GQitalia

Una foto publicada por irinashayk (@irinashayk) el 18 de Ago de 2016 a la(s) 7:51 PDT