Cantautor chileno Charro Nuñez se va en la volá

Se presentará el próximo 6 de agosto a las 22 horas en Mi Bar, ubicado en Av. Santa Isabel 0350 (Barrio Italia).

 A continuación les dejamos una entrevista realizada por una colaboradora de Saborizante

Dejó las leyes por la música y los clonazepam por la marihuana. Transita sin tapujos por el rock, el jazz y el pop. No le teme a la creación ni a romper los esquemas, valores que lo han llevado a recorrer con éxito escenarios en Uruguay, Brasil y Argentina. En Chile comparte cotidianamente como profe con presos, estudiantes rurales y vecinos, y en festivales y tocatas en el marco de la gira “Marihuana, remedio infalible” donde presenta el polémico single “Cambié los clonas por marihuana”.

Al salir del liceo se encontró con comentarios como “no se puede vivir de la música en Chile” o “te vas a morir de hambre”. Por otro lado la familia, de padres músicos, le obligaban a que estudiara algo que le diera mayor estabilidad, “deja la música como un hobby”, le decían en un discurso rayado que lamentablemente, muchos músicos jóvenes deben estar escuchándolo día a día. Ricardo, el Charro Nuñez, a pesar de un talento que nacía en las primeras etapas de la vida, tuvo que estudiar Derecho en la Universidad de Talca y convertirse en abogado, carrera que hoy no ejerce.

“Durante la carrera me iba bien, y nunca deje de presentarme en vivo, en esos tiempos saque 2 discos instrumentales caseros que se movieron entre mis amigos y comencé a hacer mis primeras canciones.  Iba todo bien hasta que me enfrente con la realidad de tribunales, un montón de formalidades absurdas, los juegos de poder dentro de la carrera judicial y como se aplican realmente las leyes”. Así fue como se fue en la volá de la música, pues era lo único que llenaba sus necesidades intelectuales y emocionales, además de ser un espacio de catarsis y a la vez un medio para comunicar ideas, en una dimensión política que permite hacer transformaciones sociales a partir de la cultura con mucha mayor efectividad y trascendencia que desde la abogacía. “Me imagine toda la vida de terno y corbata, en ese ambiente superficial y me vino un bajón heavy, de hecho llegue a tener crisis nerviosas por lo mismo.  Para superarlas recurrí a la música, pero ahora para abordarla de manera profesional”.

charronuc3b1ez.jpg

Su primer disco “Ya no quiero un arma” lo situó en la escena musical nacional con la fianza de Angelo Pierattini (Weichafe), artista que nuevamente participa como su productor musical, en conjunto con Chalo Gonzalez, -quien ha trabajado con Chancho en Piedra, Los Tetas, Gondwana, Tiro De Gracia, Makiza, Javiera Parra, Los Bunkers, Los Prisioneros, Los Tres, Petinellis, Carlos Cabezas, Inti Illimani Histórico, Manuel García, La Mano Ajena, Leo Quinteros, Camila Moreno, Francisca Valenzuela, Fernando Milagros, Gepe, Astro, Denver y muchos otros-, para lanzarse con un nuevo single “Cambié los clonas por marihuana”, donde participa Ana María Gazmuri en el videoclip, y que responde a la continuación de un trabajo a contrapelo que lo hace triunfar en el Conosur y en Chile, donde recorre las regiones con la gira “Marihuana, remedio infalible”.

Ya en la construcción de su segundo disco, y con la madurez de haber vencido esa dicotomía entre lo que realmente quieres hacer y lo que estás haciendo en la práctica, ha tomado un tema tremendamente polémico y necesario en Chile. “Cuando vinieron las crisis nerviosas, me mandaron de urgencia al siquiatra, que me prohibió la marihuana  y me receto clonazepam, clotiazepam y escitalopram , Anduve como zombi durante algunos años, así termine la práctica y di el examen de grado hasta que fue tiempo de salir de las pastillas y comencé con el síndrome de abstinencia , que es horrible. En el camino me vinieron crisis de pánico, pero logre salir de ellas con la ayuda de la plantita, que lo amortiguaba”, cuenta Charro, y en efecto, “Cambie los clonas por marihuana”, canción que le ha valido el apoyo de personalidades como Ana María Gazmuri, que participa del videoclip del single.

Sin embargo, el tema musical es más que una anécdota personal. La marihuana, esté legalizada o no, se está ocupando de manera medicinal y a través de los beneficiarios de Fundacion Daya, se entiende su importancia en casos de enfermedades crónicas o para enfermedades terminales. Cuestión que a los ojos del músico debería ampliarse a la salud mental, tratando la anorexia, la bulimia, la ansiedad, y un largo etc. “La verdad creo que cada uno debiera tener su par de matas en su casa, el Estado debería garantizar el derecho a la medicina natural y casera, como una consecuencia del derecho a la salud que está protegido a nivel constitucional”. Esta visión es la que entusiasmó a Ana María Gazmuri a participar del videoclip de “Cambié los clonas por Marihuana” y lo hace triunfar en otras latitudes de Latinoamérica, en especial en Uruguay.

El compromiso con los grandes temas, no son marketing para publicitar su obra. Esto queda claro cuando se indaga en el día a día del Charro Nuñez, que es profe activo en colegios rurales, cárceles, y juntas de vecinos. Ahí también muestra su trabajo, dejando el cliché de los bares y teatros. “El concepto de arte de mercado, que hace depender el éxito de tu obra en cuanto estés vendiendo, reduce la posibilidad de desarrollar una obra por su aporte social”, pese a esto al Charro le ha ido bien y tiene una audiencia en crecimiento. “Desde que vivo en la música soy una persona feliz, aceptando todas las consecuencias de mi decisión y me encanta lo que hago, me levanto contento a hacer lo que me gusta. Me encantaría que mucha más gente se pegara el salto   y se dedicara a lo que realmente quiere”.

charrotocata.jpg