"Pensé que moriría joven y no llegaría a los 21": Demi Lovato

Demi Lovato es la portada de la revista 'American Way' en su edición de julio, en donde habla sin tapujos de sus problemas con las drogas y trastornos alimenticios

El ascenso a la fama de Demi Lovato fue tan rápido y deslumbrante que la cantante perdió el control a tal grado que, debido a los excesos en que vivía, pensó que moriría joven. La cantante se abrió en una entrevista para la revista 'American Way' y habló de su adicción a las drogas y el alcohol y sus trastornos alimenticios. 

"Vivía de prisa y sabía que moriría joven. Pensé que no llegaría a los 21". Este era el pensamiento de Demi a los 18 años, cuando enfrentaba problemas de adicción a la cocaína y el alcohol. Luego de una presentación en Perú, golpeó a una de sus bailarinas. Supo que era el momento de hacer un alto. Abandonó su gira junto a los Jonas Brothers y entró a rehabilitación. Detectaron que sufría bulimia y trastorno bipolar y recibió tratamiento, pero no era el fin de la historia. 

DESCUBRE MÁS

 

Aún faltaba tiempo para que Demi pudiera estar bien, pues de nueva cuenta comenzó a comer y vomitar todo lo que ingería y su problema con las drogas empeoró. Entonces recibió tratamiento por sus adicciones y comenzó a ir a reuniones de Alcohólicos Anónimos. La cantante confesó lo que ocurrió una noche que inesperadamente su sesión se canceló, por lo que ella y otras personas en tratamiento decidieron ir a un parque y tener su propia sesión: "Había dos chicos que acababa de salir de la cárcel por asesinato. Otra chica hablaba de que nunca imaginó que tendría problemas de adicción.  Al final de la reunión, todos nos tomamos de las manos y oramos".

La también actriz se siente orgullosa de poder ser un ejemplo para otros jóvenes que han atravesado por los mismos momentos difíciles:"Cuando la gente me dice 'me ayudaste a salir de esto', 'por ti deje de autolesionarme' o 'me mantengo sobria', mi vida cobra sentido"