Francisca Merino cuenta cómo se reinventó tras superar la peor etapa de su vida

El 2015 la actriz y comunicadora tocó fondo. Perdió a su padre, se separó y se quedó sin trabajo. Su tercera hija apenas bordeaba el año y ella sufría una depresión profunda. Se levantó, pidió trabajo por redes sociales y echó mano a su aprendizaje espiritual. La "Pancha" volvió a tener motivos para celebrar.

Por: Jessica Celis Aburto.

Luego de vivir uno de los años más dolorosos de su vida, Francisca "Pancha" Merino (43) declara que está "feliz, súper tranquila y muy contenta trabajando en el matinal Bienvenidos (Canal 13)".

El 2015 sufrió la muerte de su padre, Ernesto Merino; se separó luego de 14 años de matrimonio con el ingeniero Claudio Labbé y con quien tiene 3 hijos –Dominic (13), Amanda (8) y Chloe (1)– y se encontraba sin trabajo luego de ser despedida de Chilevisión. Pasó por una depresión profunda, días enteros en pijama sin ganas de nada. Tocó fondo, y tuvo que rearmarse.

"Perder a mi papá es lejos lo más doloroso que me ha pasado el último año. Ahora estoy mejor de eso, pero igual me acuerdo de él y me da pena. Estuvimos muy peleados y luego nos reconciliamos. Nos queríamos mucho, pero chocábamos harto también", dice.

¿Te quedó algo pendiente con él?
Siento que se fue tranquilo, y también lo estoy porque nos reconciliamos. Me pude despedir, regalonear, pero nunca es suficiente. Siento que tuvimos una relación inestable.

Su separación matrimonial se vio sumergida en problemas financieros y legales asociados a su ex marido Claudio Labbé y un círculo cercano de amigos de él, que indirectamente repercutió en ella. Hoy hay un proceso legal de por medio del cual prefiere no hablar.

¿Cómo te has levantado?
La vida siempre me ha demostrado que todo lo malo que pasa, los desapegos importantes que uno sufre, son por algo: porque viene algo mejor y un crecimiento. La forma de salir adelante, de forma útil y efectiva, es tomándose todo de forma positiva, no sólo como un crecimiento. Si me hubiera quedado en el hoyo, en la amargura y el fracaso, no habría podido salir adelante. Tuve que tomar fuerza, mirar el lado bueno de las cosas. Siempre que me pasa algo malo, pienso "pucha, me pasó esto terrible, pero tengo a mis niños sanos". También salí adelante gracias a la rabia que sentí en un momento, por todo lo que estaba pasando a mi alrededor. Saqué fuerza desde allí y me levanté. Pedí pega por Facebook, jurando que sólo lo verían mis amigos. Lo hice pensando en mis amigos del medio, porque para todos yo estaba amamantando feliz en mi casa. Tenía que informar que tenía ganas de trabajar y no estaba tan feliz encerrada.

¿De qué manera ha influido en este proceso tu llegada al matinal?
Por suerte llegué a un equipo súper contenedor, espiritual. Cuando estaba con depre en la casa siempe escuchaba a Pedro Engel, y me decía "qué ganas de trabajar ahí". Y como él dice, "los sueños siempre se cumplen", algo que uno sabe pero que olvida, porque a veces se pierden las esperanzas. Empecé a decretar que quería trabajar allí o en un lugar que fuera espiritual, buena onda, tranquilo, y así fue. En el equipo no entran las malas vibras. La Tonka es una persona exquisita, la adoro. Es un ser de luz, súper cariñosa, sencilla, y las cabezas del equipo contribuyen a que todo esté armónico y no haya diferencias.

¿Necesitaste ayuda profesional para salir de tu depresión?
Sí, pero estuve con terapias alternativas. Hice muchas meditaciones y apliqué todo lo que he aprendido de mis años de crecimiento espiritual a través del budismo.

¿Cómo es tu relación con Claudio hoy?
Bien, tenemos una relación cordial. Somos papás de 3 niños y lo que nos ha pasado es ese tipo de situaciones que te tocan para evolucionar. Tiene que haber una armonía por el bien de los niños, y para mí eso es lo más importante.

Los papás de Francisca se separaron cuando ella tenía 6 años, y en ese tiempo era la regalona de su papá. Él rearmó su vida, y en ese espacio sintió que ella no tenía cabida.

No quieres repetir el modelo que viviste cuando tus papás se separaron.
Exacto, y en eso estoy.

Hoy vive sola junto a sus tres hijos en la casa que alguna vez fue el hogar Labbé-Merino.
¿Cómo es tu vida ahora, como jefa de hogar?
Es bien agotador, pero igual tengo ayuda. Claudio es súper buen papá, y también cuento con el apoyo de mi mamá y mis hermanas, y tengo un montón de amigos increíbles. Básicamente la rutina es la misma de antes. Mis niños también están bien, siguen viendo a su papá siempre y tienen las mismas actividades.Imagen foto_00000007

¿Cuál crees que es el aprendizaje más importante que has sacado este año?
Tengo la convicción interna de que lo que he vivido, es para dar paso a algo mejor. Pienso que Dios me quiso sacudir para que me diera cuenta de que lo que estaba viviendo no era bueno.

Dijiste que el karma por haber hablado cosas que quizás no fueron las más afortunadas se te devolvió. ¿Te arrepientes? ¿Crees que has dañado a alguien con tus comentarios?
He pasado por etapas. Pasé por la farándula dura, no tan dura y ahora la liviana. Creo que son etapas que uno va cumpliendo, y sí, pude haber herido, pero pienso que no he provocado grandes daños. Hay un cambio profundo en mí, dadas las circunstancias que me ha tocado enfrentar el último tiempo. Es imposible que vuelva a ser la misma de antes.

¿Cómo eres ahora?
Estoy mucho más sensible, busco más la armonía, el amor. Quiero vivir en paz, quiero estar rodeada de gente buena y transparente.

En su rutina se levanta a las 6.30, viste a sus hijos para ir colegio, y mientras ella parte al matinal, su ex marido es quien generalmente se encarga de trasladarlos. En canal 13 está hasta las 3 de la tarde, y vuelve a su casa a ocuparse de los niños.

Cuentas que el bienestar de tus hijos está por sobre todo. ¿Cómo te regaloneas tú?
Metiéndome a la cama a descansar, sola y en silencio (risas). Ese es mi máximo regaloneo.

¿Tienes vida social?
He visto harto a mis amigos, sobre todo a los de chica, quienes me han ayudado mucho todo este tiempo. También he ido a hartos temazcales. Pablo (Illanes) me celebró mi cumpleaños. ¡Todos mis amigos se han portado increíble! Me han contenido y demostrado un amor gigante, que antes no había logrado percatarme que tenían por mí.

Hay muchas parejas que no se separan por los hijos. Tú lo hiciste teniendo 3, con una hija de apenas un año. ¿Qué puedes decir al respecto?
La vida es una y hay que saber aprovecharla. A veces más vale volar y ver todas las posibilidades que uno tiene, que quedarse estancada y encerrada, sufriendo y apegada a algo que no te hace feliz.

¿Cuáles son tus prioridades hoy?
Que mis hijos estén tranquilos y felices, trabajar y estar en paz, en armonía.

LA ACTRIZ
Dentro de poco empezará los ensayos del proyecto teatral "Las Reinas de la Noche", basado en "Adrenalina", la popular teleserie noventera que protagonizó junto a Alejandra Herrera, Berta Lasala y Aranzazú Yankovic. Con todas subirá a las tablas después del 18 de septiembre, bajo la dirección del actor y director Felipe Ríos. "Pablo (Illanes), quien escribió la historia, obtuvo los derechos y se le ocurrió adaptarla a una obra de teatro. Las 4 somos súper amigas, así es que estoy fascinada", detalla.

¿Te gustaría volver a la actuación?
No. Estoy feliz en lo que trabajo. Tengo tiempo para ver a mis niños y, ¿sabes qué? Otra de las cosas que he aprendido en este tiempo es a fluir con el destino y a no pegarme en lo que no está. Está lo que está, eso es lo perfecto, y por algo es. Durante años extrañé las teleseries, reclamando porque hacía farándula, y al final, gracias la farándula he hecho muchas amistades que quiero y aprendí a manejarme en otro formato televisivo.

¿Te gustaría profundizar tu faceta como comunicadora?
Sí, pero siento que no me gustaría ser animadora. No me gusta llevar la batuta, me da lata (risas). Encuentro que la animadora es demasiado concentrada y debe ir al volante todo el rato. A mí me gusta más ir de copiloto, así, bien relajaaaada… (risas).

¿Cuál crees que es tu capital en ese ámbito?
Hay gente que tiene más don para la comunicación, pero creo que he sabido ir cambiando, reinventándome y adaptándome a los espacios en los que he estado. También siento que tengo un buen manejo de las energías, y eso es súper importante para que las cosas resulten.

¿Tus heridas están sanando?
Sí, estoy mucho mejor, y dentro de todo soy una agradecida de la vida porque tengo a mis hijos sanos y no me ha faltado nada esencial.

UNA CHICA MOTOR

Por primera vez en su vida Francisca es embajadora de una marca, y lo que representa es uno de sus "juguetes" favoritos: un auto. Aprendió a manejar a los 15 años, y a los 18 obtuvo su licencia. "Me encanta viajar en auto, manejando y escuchando música. El auto es mi lugar. Soy súper buena chofer, nunca he chocado", confiesa. Es embajadora de Chery Motors Chile, marca que describe como "autos ultra confortables, modernos, seguros, y que tienen toda la tecnología que tienen los de marcas tradicionales. Y a precios súper asequibles".

 DESCUBRE MÁS EN VIDEO

Así fue el backstage de la sesión de fotos de Pancha Merino para Nueva Mujer