La cantautora argentina Soledad se reinventa y nos muestra su nueva imagen

Pese a que la vemos con un look moderno, lejos de los amplios ponchos, no pierde su cálida esencia de provincia. La cantautora argentina viene a Chile para celebrar 20 años de carrera con su disco "Vivir es Hoy", que encanta con letras profundas, ritmos movidos y colaboraciones de importantes artistas.

Por Carolina Palma Fuentealba

La conocimos cuando daba vueltas en los escenarios con su poncho mientras cantaba folclore argentino. Su voz es inconfundible al igual que su interpretación, que logra tocar cada una de nuestras fibras. "Como será" y "El Bahiano" son canciones que la hicieron conocida en diversos países de Sudamérica, y en el transcurso de los años logró fusionar a la perfección el folclore con diversos ritmos, sin perder sus letras profundas y agregando importantes colaboraciones de artistas como Santana, Alejandro Sanz o Carlos Vives.

Ahora Soledad Pastorutti (35) –más conocida como "La Sole"– está con un look renovado, moderno, femenino, pero asegura que aún prefiere prendas sencillas cuando está en casa en su pueblo natal donde aún vive: Arequito, al sur de la provincia de Santa Fe. "Para el escenario me gusta respetar la ciudad, es un juego también maquillarse. En la vida cotidiana soy muy simple, zapatillas y ropa deportiva". Sobre su vida personal, se sabe que está casada con el hombre que comparte su vida desde la juventud, y tienen dos pequeñas hijas: Antonia (5) y Regina (3), con quienes viaja cada vez que puede.

Más: Plantas de poder que te protegen de las malas vibras y transforman la energía

A fines de este mes dará un concierto que incluirá lo mejor de sus 16 discos, incluido el último, "Vivir es Hoy". "Me gusta mucho la canción que le da nombre al disco, que compuse hace muchos años con Pablo Santos, un director musical, y Santana le dio un toque especial. Siento que es el pasado, presente y futuro de Soledad. Me tomé la libertad de escoger repertorio, y hasta hay una cumbia que me encanta, un chamamé muy profundo llamado 'Cuando me abandone mi alma'. Es un disco muy cercano al espíritu del en vivo, porque es muy variado, siempre con un hilo conductor".

¿Influyó la maternidad en el rimo de tu carrera?
Hace tiempo siento que los discos no hay que apurarlos. Me parece que las canciones tienen un proceso de maduración, como los vinos. Cuando esperas tienes más claro cómo debe ser la producción; tiene que ver con eso mi demora en crear nuevos discos, aunque en 20 años de carrera tengo 16, que no es poca cosecha. Con los años uno va queriendo hacer las cosas más pensantes. Con las nenas trabajé hasta el octavo mes de embarazo, y cuando nacieron, al mes estaba de gira.

¿Tus hijas cambiaron tu forma de hacer música?
Cambiaron la forma de vivir mi vida, porque los tiempos que tengo son sus tiempos. Ahora soy más intensa, profunda, clara. Si hay cosas que no me gustan, lo digo con una claridad tal que el otro no lo puede tomar a mal. Con los hijos uno establece un orden de prioridad diferente. En cuando a lo artístico, que uno no siempre lo tiene claro, hay muchos caminos. Lo único claro es lo que no haría jamás.

Pese a que se suele pensar que todo ocurre en Buenos Aires, tú todavía vives en tu pueblo. ¿Por qué tomaste esa decisión?
Sí, e incluso el año pasado hice un reality y debía ir dos veces a la semana a la capital. Nunca me fui totalmente porque tenía mi casa ahí. Cuando me casé con mi marido, que es del pueblo, y luego llegaron las nenas, nos pareció mejor la vida del interior, mucho más tranquila. La ciudad te lleva a una vorágine importante. En Arequito vivimos en el campo, con animalitos, mis hijas no tienen doble turno en el colegio, así es que disfrutan. Además, confío en mi entorno, hay mucha calidad de vida. Cuando estoy en casa me gusta cocinar a mediodía, tener la sobremesa.

Imagen foto_00000001

Muchas canciones cuentan con un componente espiritual, como "Canción Americana". ¿Cuál es tu relación con la fe?
Soy católica por mi familia, por tradición, pero no soy practicante. Me gusta creer que existe un poder más grande que nosotros mismos, que hay alguien a quien responder por nuestros actos, sin esa cuota de temor que algunas religiones utilizan. Soy muy respetuosa, y Dios está sobre todas las cosas. Cada vez que agradezco, le agradezco a Dios. En las canciones siempre lo llevo porque se relaciona con mi vida, pero no hago canciones que tengan que ver sólo con la religión, no me creo representante de la iglesia en la música.

¿Por qué crees que traspasaste las fronteras de Argentina con folclore?
Me hice conocida en 1996, y no era normal hacer folclore. No compartía este gusto con mis amistades, incluso no lo comentaba porque no era para adolescentes, sino para adultos de una clase social específica y del interior del país. No lo elegí por el resultado, porque a los 15 años uno no sabe dónde puede ir, sino que me gusta cantar. Siento que el folclore permanece en el tiempo, no importa la edad o vestuario. Que yo haya traspasado las fronteras quizás tiene que ver con que tengo una voz reconocible, diferente, o que tengo la virtud de amoldarme a situaciones, como estar aquí charlando con vos y después hablar con artistas folclóricos. Me gusta mucho esto, y se transmite.

¿Tienes alguna relación con nuestros artistas? ¿Gepe quizás?
En la actualidad, no. A Gepe me lo nombraron y me dijeron que me gustaría mucho. No estoy tan actualizada con la música chilena porque no venía hace mucho tiempo.

Has participado como jurado de programas de talentos, "La Voz" y dos temporadas de "El Elegido", en Argentina… ¿Cómo fue esa experiencia?
Sí, y también hice un reality donde se buscaba los "High School Musical" de Argentina.

¿Te gustan esos formatos televisivos?
Es importante para mucha gente que cuenta con la posibilidad de que el público los conozca. Si en mi época hubiese tenido la oportunidad de entrar a programas como estos, lo hubiese hecho. También se cree que el éxito será para siempre, pero cuando termina el programa termina el éxito. Una carrera artística es del día a día. Hay más posibilidades para todos, pero debes ser bien avispado para encontrar la vuelta. Mañana sale otro, y lo tuyo quedó en el pasado. Esta profesión no es como ganar el Loto. Pese a que tengas un éxito muy grande, al otro día hay que seguir trabajando.

¿Te involucrarías con la política?
Me interesa la situación social, pero no me creo la voz del pueblo. Hay que tener una gran preparación para llegar a un puesto. No soy una persona preparada, soy una buena cantante. Me han propuesto entrar en política. Claro, es que estamos en una época en que la gente vota por caras interesantes, y no está mal, porque la intuición es buena. El pueblo nunca se equivoca.

¿Mauricio Macri era la solución para Argentina?
Era una opción, y cuando el pueble elige hay que respetarlo. A cada uno que asume le deseo lo mejor. Cuando le va bien al Gobierno, nos va bien a todos. Hace 20 años que canto por el país, y no tengo miedo a si trabajaré más o menos.

¿Crees que el país repunte con Macri?
Por supuesto. Si no tuviera esperanza, estaría muy preocupada. También la tuve cuando asumió Cristina. Bueno, los análisis se hacen cuando los gobiernos finalmente terminan, pero tengo esperanza que un pueblo como Argentina, que ha vivido situaciones muy difíciles, mejore. Por lo menos hemos avanzado en algo: llevamos varios años de democracia, y eso ya es positivo.

DESCUBRE MÁS EN VIDEO

Mira cómo era Adele antes de ser famosa!

DESCUBRE MÁS EN IMÁGENES

Ellas son las mujeres más bellas de mundo… de acuerdo con la revista 'People'

Include SSI