Razones por las que admiramos a Arya Stark de 'Game Of Thrones'

Maisie Williams interpreta magistralmente a Arya Stark, la valiente niña que conquistó al mundo en la serie 'Game Of Thrones'

En la saga 'Game Of Thrones' hay muchísmos personajes dignos de admiración, uno de ellos es Arya Stark, interpretado por la actriz Maisie Williams. Hoy decicimos enlistar las razones por las que no puedes dejar de seguir los pasos de la pequeña Stark en la serie.

DESCUBRE MÁS

 

– Nunca temió ser diferente. Mientras su hermana Sansa hacía bellos bordados junto a su madre, Arya sabía que ese no era su camino. Siempre fue inquieta, curiosa y arriesgada, así que no es raro que quisiera a aprender esgrima. Su valor y fuerza para empuñar una espada le serviría de mucho en el difícil camino que le esperaba.

– Sabe dominar sus sentimientos. A pesar de su corta edad y de haber visto morir a gran parte de su familia a manos de sus enemigos, está pequeña pudo soportar la adversidad y todo el dolor que pudo sentir, para sobrevivir y buscar justicia.

– Es inteligente. La inteligencia no está en cuánto conocimiento puedes tener, sino en cómo saber usarlo a tu favor y eso hizo Arya cuando tuvo que servir y sobrevivir a sus enemigos. Su padre, Eddard Stark, le enseñó muchas cosas, pero ella supo cómo utilizarlas. Un ejemplo de esto es cuando sirvió a Tywin Lannister. Él sospechaba pero de su procedencia pero no tuvo la certeza duranye el tiempo que ella estuvo a su lado.

– Creó alianzas poderosas. Aunque vió morir a su padre y cuando pensó que se reuniría con sus hermanos y su madre fueron asesinados, Arya no perdió la confianza en las personas, por el contrario, fue muy hábil al encontrar personas en las que podía confiar y con las que generó alianzas que después le serían muy útiles. Tal es el caso de Jaqen H'ghar, quien la ayuda en su paso por Harrenhal.