¡A tu mascota también le llega marzo! Descubre las razones

Volver a la rutina luego de las vacaciones siempre es difícil, incluso hay personas que sufren del llamado síndrome postvacacional, en donde presentan síntomas como fatiga, falta de apetito e irritabilidad, por lo que necesitan un período de adaptación para retomar sus actividades cotidianas.

Al igual que los humanos, las mascotas pueden manifestar algunos problemas luego del período estival, debido a que se produce una ansiedad por separación, que implica que tras disfrutar de mucho tiempo con sus dueños durante las vacaciones, de pronto se encuentran más solos. Así lo explica el Médico Veterinario de Laboratorio Drag Pharma, Patricio Moreno.

"Con la llegada de marzo, se vuelve también a la rutina, lo que en muchos casos significa que la mascota pasa más tiempo sola en casa, pudiendo generarse ansiedad y cambios de comportamiento en ella. Algunas mascotas son más sensibles a estas ausencias y tienden a deprimirse, hay otras en cambio que se adaptan a la nueva rutina con facilidad", señala.
El Dr. Moreno explica que esta alteración se da en perros y gatos, pero es más común en los primeros, ya que éstos son menos solitarios en sus conductas.

Atención a los cambios de comportamiento

Hay varias manera de saber que algo le está pasando a nuestra mascota, pero lo principal son los cambios en su comportamiento. "Algunos perros pueden responder agresivamente, otros destruyendo, como por ejemplo mordiendo los zapatos o esparciendo la basura por toda la casa, cosas que antes no hacían, son formas comunes de hacer notar su ansiedad. Otra manera es vocalizando: muchas veces pasa que un perro que no ladraba cuando estaba con nosotros, pero ahora sienten un ruido y se vuelven locos y los vecinos empiezan a molestarse… Ese tipo de comportamiento es muy habitual. Otro cambio de comportamiento es cuando dejan de comer o tienen comportamientos distintos a la hora de alimentarse, por ejemplo, la comida que les dejamos en la mañana prácticamente no la tocan o lo esparcen por todos lados", advierte el Médico Veterinario.

Moreno agrega que en los casos más dramáticos los perros pueden inclusive hacerse daño. "Se auto mutilan, estas son ansiedades por separación más patológicas, donde empiezan a lamerse en alguna parte del cuerpo, generalmente las extremidades, y comienzan a perder pelo y a provocarse heridas. En el caso de los gatos se dan patologías más dermatológicas, ya que ellos pierden el pelo o dejan de comer".

MÁS: Soy madre, pero no esclava: la declaración que incendia Facebook

¿Qué hacer frente a estos casos?

El Dr. Patricio Moreno comenta que, al notar alguno de estos comportamientos, es fundamental adoptar medidas paliativas, como tener actividades recreativas con la mascota cuando sus dueños lleguen a la casa y darles una hora o 40 minutos de dedicación, ya sea para sacarlas a pasear o jugar con ellas.

"Lo más importante es prestarles atención, esto hará que el perro esté al tanto de que vamos a llegar a alguna hora del día, espere esa hora y pueda liberar energía y no tener esa ansiedad de creer que no vamos a volver, porque eso es lo que le pasa a nuestras mascotas, no entienden que después de estar mucho tiempo con nosotros durante las vacaciones, llega un período en el año donde nos vamos. Creen que no vamos a volver nunca más, ese es el raciocinio que tienen las mascotas".

Cuando estos cambios de conducta se escapan de nuestras manos, lo recomendable es concurrir a un Médico Veterinario para que pueda diagnosticar cuál es la patología que está repercutiendo en el comportamiento la mascota y darle un tratamiento adecuado. "Hay ansiolíticos y productos naturales, como el Paz Pet, elaborado sobre la base de extractos de hierbas como passiflora, valeriana y melissa, conocidas principalmente por sus propiedades sedantes e hipnóticas para tratar estados de ansiedad, estrés y ayudando a calmar a la mascota, sin causar somnolencia o depresión.

Además contiene L-theanina, aminoácido derivado de la hoja del té verde que actúa sobre las ondas alfa del cerebro, generando efectos relajantes y alivio en los síntomas de ansiedad. Tiamina o B1, coenzima esencial en la obtención de glucosa para la liberación de energía, y L-Triptófano, que ayuda a controlar el normal ciclo de sueño y tiene propiedades antidepresivas. Al ser un medicamento natural Paz Pet no requiere receta y puede encontrarse en Clínicas Veterinarias, Pet Shops y supermercados JUMBO. Todo esto debe ir acompañado de juegos y paseos diarios. Cuando se ve afectada la salud de la mascota y no podemos revertir los cambios conductuales hay que acudir al Médico Veterinario", detalla Moreno.

El tiempo de acostumbramiento de las mascotas para la nueva rutina de sus amos es de una semana a 10 días y lo adquieren por repetición, que es la manera en que tienen de aprender, por lo que hay que ser constantes en el tiempo que se le dedica.

Más información en www.mascotasonline.cl

DESCUBRE MÁS EN FOTOS

"No voy a cambiar mi estilo de vida": esta mamá viajera decidió recorrer el mundo con su bebé

Include SSI